Seis juzgados y el Banco de España se movilizan a la vez en una macrorredada en Valladolid

Edificio de la Plaza Torrente Ballester, donde una persona fue detenida con una máquina de imprimir billetes
Edificio de la Plaza Torrente Ballester, donde una persona fue detenida con una máquina de imprimir billetes. / Henar Sastre
  • Los detenidos pertenecían a una red que falsificaba billetes de diez euros

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Una macrorredada policial efectuada a lo largo de la jornada de ayer ha destapado una red que se dedicaba a falsificar billetes de diez euros y al tráfico de drogas. El dispositivo policial se realizó a lo largo de la mañana en coordinación con personal de dos juzgados de Instrucción y en varios puntos de la capital vallisoletana.

En la operación llevada a cabo por la Brigada de Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía han participado también inspectores del Banco de España, desplazados desde Madrid.

La investigación comenzó hace unos meses después de que se detectase la utilización de billetes de 10 euros falsificados, y cuyo origen determinó que se estaban fabricando en una vivienda del barrio de Covaresa.

Según indicaron vecinos de la Plaza Torrente Ballester, en este barrio, «los agentes llegaron a primera hora de la mañana y tras realizar una inspección del piso en el que residía una pareja se llevaron una máquina, papel y detenido al hombre». Paralelamente, los funcionarios pudieron comprobar como algunos de los participantes en esta red de falsificación de moneda, que estaba siendo investigada por el Juzgado de Instrucción número 1, mantenían vínculos y sedes con otros grupos que se dedicaban al tráfico de estupefacientes y tenencia ilícita de armas. Estas diligencias han estado dirigidas por la magistrada de Instrucción número 4 de Valladolid, Verónica Marcos, que ordenó en la jornada de ayer el registró de varios domicilios de la capital.

Uno de estos registros se realizó en una vivienda del barrio de Huerta del Rey, en la calle Joaquín Velasco Martín 102, cerca del puente de García Morato, donde se utilizaron perros de la Unidad Canina de la Policía Nacional. Otro de los registros se efectuó en la calle Incienso, de la Pilarica, así como en varias viviendas de la avenida de Salamanca, donde, supuestamente, residían miembros de esta organización.

Para efectuar este dispositivo policial, los agentes tuvieron que actuar de forma coordinada con media docena de letrados de la Administración de Justicia (antes secretarios judiciales).

Según explicaron fuentes judiciales, «la complejidad de la macroperación, y para evitar la destrucción de pruebas, se tuvo que movilizar a los seis letrados de de Instrucción, e incluso de algún otro juzgado de lo Penal, para que dieran fe de lo hallado en los registros». Precisamente los titulares de los dos juzgados han tenido que expedir los mandamientos de entrada y registro de los pisos.