El Norte de Castilla

Viviendas para el alquiler y reforma del 29 de Octubre, principales inversiones municipales

Manuel Saravia, Óscar Puente y Antonio Gato.
Manuel Saravia, Óscar Puente y Antonio Gato. / G. VILLAMIL
  • El Ayuntamiento de Valladolid manejará en 2017 un total de 290,4 millones de euros

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid ha aprobado esta mañana el proyecto de presupuestos para 2017 con un incremento del 1,4% respecto al del presente ejercicio hasta alcanzar los 290,4 millones de euros. La compra de cincuenta viviendas para destinarlas al alquiler social (3,1 millones) y la reforma de la deteriorada barriada del 29 de Octubre, en Pajarillos, con otros tres millones, son las inversiones más fuertes de la cuentas municipales para el próximo año. Según ha destacado el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, la apuesta por las políticas sociales también tiene reflejo en el incremento del gasto corriente en más de un millón de euros para atender los servicios de ayuda a domicilio para mayores y las ayudas de emergencia para familias con una situación económica precaria.

Importantes también serán las partidas destinadas a la renovación de las flotas de los servicios de Limpieza, con más de 1,9 millones de euros, y de Policía y Bomberos, con 1,4 millones, además de otros 2,8 para continuar con la renovación de la flota de Auvasa. La inversión global asciende a 40 millones de euros, lo que supone un incremento del 4% con respecto a 2016.

Respecto al Plan de Empleo estará dotado con 4,4 millones de euros y se retoma el proyecto para el Espacio Joven de La Rondilla con 1,7 millones.

El Ayuntamiento tiene previsto solicitar un préstamos de 12,5 millones de euros para financiar parcialmente la inversiones previstas como consecuencia del descenso en las transferencias de capital y la reducción de ingresos por la venta de parcelas. A pesar de ello, el concejal de Hacienda, Antonio Gato, destacó que el endeudamiento municipal descenderá en 700.000 euros en 2017. A finales del próximo ejercicio la deuda viva municipal se situará en 106 millones, lo que supone el 42% de los ingresos corrientes del Ayuntamiento, un porcentaje muy alejado del límite máximo del 110%.