El Norte de Castilla

64 de los 150 autobuses de Auvasa tienen más de 17 años

Algunos de los vehículos más antiguos en las cocheras de Auvasa.
Algunos de los vehículos más antiguos en las cocheras de Auvasa. / A. MINGUEZA
  • Miembros del Comité y técnicos de la compañía realizan una campaña de revisión en las cocheras

Sesenta y cuatro vehículos de los 150 que componen la flota de Autobuses Urbanos de Valladolid (Auvasa) tiene una edad superior a los 17 años, lo que motiva averías y revisiones frecuentes por parte de los técnicos del Ayuntamiento. Por este motivo, miembros del Comité de Prevención de Riesgos Laborales y de la dirección están llevando a cabo desde hace unos días una revisión de vehículos, que cada jornada salen a la calle para efectuar una media de 140 kilómetros diarios durante 16 horas que componen los dos turnos de trabajo.

Del total de la flota municipal, los autobuses más viejos corresponden a las marcas Man NL 242 (56), Mercedes City Class (3), e Iveco-Pegaso (5), que disponen de una media de plazas para viajeros de entre 95 y 100, de pie y sentados. Del total de la flota municipal, los 20 articulados de la marca Mercedes tienen una edad media de 9 años. Según datos de la compañía, la edad del conjunto de los autobuses urbanos alcanza los 11 años.

Durante este ejercicio, el Ayuntamiento ha incorporado cinco vehículos eléctricos a la línea 7, y ha adjudicado el contrato para otros doce autobuses de gasoil para el año que viene, con un coste de 228.300 euros (sin IVA) por unidad.

Supervisiones en el taller

En las revisiones que se están realizando se comprueba no solo aspectos relacionados con el motor, sino también con el interior del vehículo. Precisamente, en este sentido, fuentes de la representación de los trabajadores han vuelto a recordar a la dirección de Auvasa la necesidad de contratar a más personal para la sección de mantenimiento, que cuenta con 40 plazas, alguna de ellas sin cubrir tras la jubilación.

En el mantenimiento se inspeccionan los puntos de mecánica, chapa y electricidad, habiéndose detectado problemas en algunas cajas de cambios de marcha por la antigüedad de los vehículos.

Por su parte, los conductores de Auvasa han trasladado a la empresa las deficiencias que han detectado cuando realizan las rutas de las líneas.

«La mayor carencia que hemos comprobado como trabajadores está en los puestos de conducción, sobre todo respecto a la luminosidad y a los asientos, donde pasamos jornadas de ocho horas diarias», relata un representante sindical.

Cuando se produce una avería, los empleados la comunican a la dirección para que se proceda a reparar en horas o durante los tiempos de descanso de los vehículos. En este sentido, Auvasa dispone de una partida de existencias en su almacén del polígono de Argales con recambios de motor, transmisiones, ejes, frenos, chasis, neumáticos, aceites y grasas, cuya valoración supera anualmente los 660.000 euros

Temas