El Norte de Castilla

El Mercado de Arroyo mira hacia la Navidad

fotogalería

El Mercado de Arroyo / Jota de la Fuente

  • La próxima edición se celebrará el próximo domingo, día 11 de diciembre

La jornada de ayer de El Mercado de Arroyo resultó exitosa, con más de 40 expositores presentes en la edición de ayer en la Plaza de Toros Cubierta y multifuncional de La Flecha. Como suele ser habitual cuando entran las bajas temperaturas, muchas personas decidieron también ayer acercarse a conocer de primera mano en qué consiste el evento. El día amaneció frío, amenazando lluvia, una mañana perfecta para acercarse a disfrutar de las instalaciones, de los expositores, sus productos y su amabilidad. Durante la jornada no llovió, incluso por momentos lució el sol, pero la afluencia al mercado fue destacable.

El Mercado de Arroyo no es un mercado al uso de los que acostumbramos a visitar. Es un evento en el que se cuidan los detalles. Los visitantes tienen amplios espacios en los pasillos para visitar los puestos de exposición y venta, mientras que los vendedores tienen a su disposición cómodos puestos, en forma de ele, con buena visibilidad de lo expuesto y fácilmente localizables desde cualquier punto del coso. Una alfombra de moqueta aporta confort, limpieza y seguridad a la visita, mientras que el sistema de calefacción con que cuenta el recinto y la cálida temperatura interior hacen que la visita no tenga que hacerse apresurada o incómodamente. Otro detalle que caracteriza el evento es que en los puestos de gastronomía no se compra a ciegas. Se pueden y deben probar los productos que se ofrecen, pudiendo escoger, según gustos y apetencias, entre los alimentos o bebidas que se ofrecen recibiendo también el asesoramiento de los especialistas y expositores.

El aspecto que presentaban las calles aledañas y el aparcamiento de la plaza, en La Flecha, con numeroso trajín de personas y vehículos desde media mañana, auguraba buena presencia de público en el interior del coso arroyano. La entrada, que es gratuita, así como el aparcamiento, amplio, cómodo y también gratuito, no son impedimento para acercarse a visitar el mercado.

La próxima convocatoria, que se celebrará el próximo día 11 de diciembre, a las puertas de la Navidad, y con el frío dominando ya nuestra provincia, augura un lleno a rebosar de asistentes y clientes. La zona de expositores ya está reservada casi al cien por cien, en el que será el último Mercado de Arroyo del 2016, a la espera de futuras convocatorias en el 2017 que serán convenientemente anunciadas. Precisamente por ese motivo, dos de los puestos más demandados ayer eran el de Refart chocolates, dando a probar sus productos, y el de apicultura Zumbando, de Castromonte, donde Víctor orecía probar las diferentes variedades de miel casera de sus propias abejas que vendía.

En la zona de gastronomía, se podían ayer adquirir y degustar embutidos y frutos secos variados, repostería variada y artesana, quesos y caldos de amplias zonas de vinos de la Ribera del Duero y de Blancos de Rueda, licores, conservas, y vermú, con expositores llegados desde la región, amén de los tradicionales vallisoletanos. Ayer ya se vendían productos típicos navideños, como turrones, polvorones, peladillas, frutas escarchadas y adornos para los árboles de Navidad e, incluso, para los belenes que las familias vallisoletanas ya han comenzado a montar en sus casas, aunque el fin de semana por excelencia para este tipo de montajes sea el próximo, aprovechando las festividades de la Inmaculada Concepción y el día de la Constitución.

Los niños disfrutaron de los hinchables, de la zona de juegos y de sus actividades. Poco después del mediodía, el propio Alcalde de Arroyo, José Manuel Barrio recorrió las instalaciones, interesándose por algunos de los productos que se ofrecían e, incluso, adquiriendo algún detalle o producto, como suelen hacer cada vez que lo visita. Ayer, Barrio se detuvo a charlar en el puesto de Artesanía La Triqueta, interesándose por sus artículos y comprobando in situ cómo los realizaban allí mismo y cómo algunas compras eran abonadas con tarjeta de crédito, otra de las novedades de este tipo de eventos, en los que ya no es necesario abonar todo en efectivo.

«Queda demostrado que El Mercado de Arroyo es una muy buena iniciativa, viendo los puestos y la animación y afluencia de público que tenemos hoy. Animo a que vengan los que no lo conozcan. En solo dos semanas, el día once, tienen una nueva e inigualable oportunidad de hacer compras de cara a Navidad. Aquí hay calidad, productos muy interesantes y buena organización. Arroyo no son solo las grandes superficies o el pequeño comercio de los arroyanos. Aquí hay un comercio artesanal, itinerante, que mantendremos e impulsaremos, porque dinamiza Arroyo y su entorno, y eso es muy bueno para la economía del municipio», explicó José Manuel Barrio justo mientras visitaba el puesto de aceitunas y encurtidos de Olivas y más, en la calle Picones de La Flecha, charlando con la responsable de una de las tiendas locales presentes ayer en El Mercado de Arroyo.