El Ayuntamiento analiza las sanciones por la elaboración de tres murales en recuerdo a Doris Benegas

 sanciones por la elaboración de tres murales
Mural de la calle Gondomar, por el que se impuso una de las multas. / R. Otazo
  • El sancionado, militante de Izquierda Castellana, ha recurrido las multas por una infracción grave de la ordenanza antivandalismo por los trabajos que se encargaron a Sierra

«Estamos examinando el expediente para ver si mantenemos o anulamos las sanciones», aclaró ayer el concejal de Seguridad, Luis Vélez (PSOE), después de que el grupo municipal de Sí Se Puede, apoyo del equipo de Gobierno, pidiera explicaciones por las dos sanciones recibidas por un particular –por una infracción grave de la ordenanza antivandalismo– a cuenta de la elaboración de dos de los tres murales rubricados el 1 de octubre por Manuel Sierra en memoria de Doris Benegas –la activista de Izquierda Castellana y Unidad Popular fallecida el 29 de julio– en otras tantas tapias de la plaza Gutiérrez Semprún (Delicias), la calle Gondomar y la calle La Salud (Pajarillos).

Los agentes identificaron al sancionado, militante de Izquierda Castellana, como responsable de la realización de los murales (a cargo del pintor Manuel Sierra y de un grupo de personas) al entender que se realizaron sin la pertinente autorización municipal (sí fue comunicada su realización, pero no autorizada al no tratarse de bienes municipales) y, además, sobre muros del Museo de Escultura (esquina de Gondomar y Torrecilla), la concesionaria del aparcamiento de la plaza Gutiérrez Semprún (Delicias) y Adif (las tapias que protegen la vía a su paso por Pajarillos).

«Los policías locales actuaron a instancias de los afectados y, al tratarse de bienes públicos y privados y no contar con el permiso de sus titulares, sancionaron al responsable», reconoce de entrada el edil socialista, si bien aclara que estudiarán el expediente completo para «intentar buscar una solución».

El denunciado ha recibido, por ahora, dos de las tres multas –por los murales de Delicias y Gondomar–, y recibirá presumiblemente la tercera –por el de Gondomar– en los próximos días. Cada una de ellas es de 751 euros por la citada infracción grave de la ordenanza antivandalismo, la misma que recibió el propio Manuel Sierra en marzo de 2012 –con el PP en el Gobierno– por su mural de la tapia de la Universidad. Se la retiraron meses después.

El PP pide información

Por su parte, el grupo municipal popular ha solicitado información a Puente respecto a las declaraciones efectuadas por el concejal Vélez «al respecto de buscar la fórmula en que dicha sanción se dejara sin efecto».

Los populares han apuntado que «uno de los grandes logros de la Democracia es que la ley y las normas son de obligado cumplimiento para todos, sin que puedan establecerse distinciones en razón de sexo, edad, ideología o condición». Por eso han pedido que el concejal Vélez aclare estas manifestaciones «y así garantizar el máximo respeto al cumplimiento de la legalidad».

El PP municipal considera «que el concejal Vélez debe ser objetivo y escrupuloso en el cumplimiento de la ley. Si dejara sin aplicación una propuesta de sanción conforme a una norma por razones y motivos ajenos a la propia normativa, además de una indeseable desautorización a los agentes públicos que aplicaron la norma con cumplimiento de sus obligaciones, podría suponer incurrir en el riesgo de un presunto delito de prevaricación».

Por todo ello, el grupo municipal popular solicita que se le facilite toda la información sobre el proceso y manifiesta su compromiso porque «la ley y las normas se apliquen siempre con independencia de la condición o ideología de quien las incumpla».