El Norte de Castilla

Juanma del Olmo explica su labor en el Congreso.
Juanma del Olmo explica su labor en el Congreso. / R. O.

La solución chapucera de la A-11, según Podemos

  • El diputado Juanma del Olmo afirma que Fomento ha cedido a la presión de los grandes viñedos de la zona

Unas horas después de la apertura de Las Cortes, el diputado nacional de Unidos-Podemos por Valladolid, Juanma del Olmo, rindió cuentas a su partido sobre su labor en el Congreso desde que fuera elegido en junio por segunda vez consecutiva y, principalmente, desde la constitución del nuevo Gobierno.

Tras el repaso a las comisiones en las que está presente (Educación y Deportes, Interior y Seguridad), Juanma del Olmo recordó dos de los temas que más le preocupa ahora como diputado por Valladolid. El primero, aseguró, es el soterramiento, donde defendió la necesidad de que él se erija como intermediario en esa comisión de Fomento creada sobre los soterramientos en varias ciudades «que se han endeudado». Una comisión en la que, recordó, se encuentra la concejala Charo Chávez, pero de la que él consideró que debe ser partícipe como intermediario con Valladolid mediante la apertura de nuevas vías.

El segundo tema en el que incidió fue en el trazado por el que discurrirá la futura Autovía del Duero. Dejó claro que Unidos-Podemos quiere que esta infraestructura sea una realidad, pero criticó la «solución chapucera que el Ministerio de Fomento ha ofrecido ante la presión de los grandes viñedos de la zona». Del Olmo pidió así que se abra un debate público sobre una ruta «que tal y como está diseñada no responde más que a presiones», pues aseguró que se construye un mayor tramo de carretera, tiene un mayor impacto medioambiental y pone en peligro la seguridad de las personas que circulen por ella, «pues habrá una pendiente de un 5% en una zona de fuertes heladas». A ello, recordó, se suma un mayor coste, «de más de cuarenta millones de euros, solo por salvar la presión de los grandes viñedos».

En el turno de preguntas del más de medio centenar de asistentes que se dieron cita en la sede de Podemos, Juanma del Olmo habló del proceso de fusión entre Izquierda Unida y Podemos de cara a las elecciones municipales. «La pregunta es hacia dónde avanza esta construcción de cara a las municipales con Izquierda Unida, pero también Equo y otras formaciones. Eso se resolverá poco a poco y con pasos pequeños», dijo.

Habló además del largo proceso de negociación abierto con Pedro Sánchez en ese intento de abstención para dejarle gobernar, pero sobre todo de la necesaria explicación que deben dar a los ciudadanos para aclarar que Unidos-Podemos quería un cambio «de verdad», «mirar de tú a tú al PSOE y no como un subalterno». Incidió en que los diputados de Podemos no pueden encaramarse a las instituciones y que «deben seguir pisando la calle» y animó a ser activistas y a salir en las concentraciones del fin de semana contra las compañías eléctricas. Y se pronunció, además, sobre la ausencia de aplausos al rey en la sesión de ayer por parte de Unidos-Podemos. «Seguro que el Rey se siente más respetado por Unidos-Podemos que por diputados del PP o senadores como Rita Barberá», zanjó.