El Norte de Castilla

Marta Puyol y Javier Arroyo.
Marta Puyol y Javier Arroyo. / A. M.

Nueva beca para combatir el cáncer

  • La AECC amplía las líneas de ayudas para investigar sobre esta enfermedad

La premisa es rotunda. Investigación equivale a supervivencia. Y Marta Puyol, directora del departamento de Investigación Biomédica de la Fundación de la AECC(AsociaciónEspañola contra el Cáncer) apoya este punto de partida en cifras que suenan aún más tajantes. «El índice de supervivencia del cáncer es un 60%; en 1993 era un 25%». Y si eso resulta llamativo, el reto que afrontan es aún mayor: «Llegar a un 75% en los próximos veinte años».

Todo esto justifica que la Fundación de la AECC amplíe la línea de ayudas a la investigación. Marta Puyol presentó el plan estratégico 2016-2020 ayer en el Instituto de Biología Genética y Molecular de la Universidad de Valladolid, un entorno ideal para captar a esos investigadores que disfrutarán de alguna ayuda de la Fundación.

Entre las novedades más importantes del nuevo plan está la creación de líneas de ayuda más amplias.La intención es abarcar todo el proceso investigador, desde la simple idea hasta el plan internacional centrado en la erradicación de un aspecto concreto. Así, una de las nuevas facetas será la de «ideas semilla». «No son proyectos», aclara Puyol. «Son veinte mil euros por año, dos años máximo, para invertir en ideas innovadoras que si se consolidan pueden llegar a ser proyectos importantes».

Del mismo modo cobran importancia las investigaciones dirigidas a la investigación del cáncer infantil y de otros tipos de cánceres poco frecuentes. «Porque los poco frecuentes, en conjunto, son un 20% del total y el índice de supervivencia es un 47% de media, frente al 65% de los frecuentes», justifica Marta Puyol.

Objetivo prioritario

El presidente de la AECC en Valladolid,Javier Arroyo, recordó que la investigación «es un objetivo prioritario» y que todos los esfuerzos en este sentido«no suman, sino que multiplican». Valladolid es una referencia en la lucha contra el cáncer y no solo por la excepcional marcha verde que se celebra cada año –y que bate récords de movilización–, también por la cantidad de investigadores que aporta. «La Junta Provincial de Valladolid, en cinco años, ha destinado más de un millón de euros a investigación. Este año llevamos ya dotados proyectos por valor de 365.000 euros:una beca de 150.000 para cáncer infantil, otra para cáncer de colon y también becas predoctorales que fuimos pioneros en crear en la asociación, dotadas con 60.000 euros, 20.000 al año prorrogables incluso un cuarto año», recordó Arroyo.

Las ayudas de mayor cuantía son las dirigidas a los grupos coordinados, que llevan a cabo proyectos traslacionales.En este caso tienen una duración de cinco años y están dotados con entre 1 y 1,2 millones de euros.Los proyectos de investigación se quedan en 300.000 euros para tres años, ya que a juicio de la Fundación responden mejor a cierto tipo de planes.