El Norte de Castilla

Presentación de la marcha en la Diputación.
Presentación de la marcha en la Diputación. / DPV

La Carrera del Pavo de La Cistérniga recupera la subida al Cerro de San Cristóbal

  • Los participantes abonan 5 euros de inscripción y aportan un kilo de alimentos perecederos para su distribución por Cruz Roja

La Marcha-Carrera del Pavo de La Cistérniga, en su ya cuarta edición prevista para el próximo día 27 de noviembre, presenta este año como principal novedad, y aliciente para los amantes del ciclismo, la recuperación de la mítica subida al Cerro de San Cristóbal, típica de otras pruebas de antaño que había dejado de recorrerse debido al mal estado del pavimento.

La citada marcha eminentemente solidaria, como así ha resaltado el periodista José Miguel Ortega durante la presentación de la misma, toma su nombre de aquellas pruebas ciclistas disputadas entre los años 40 y 60 en las que el premio iba indisolublemente asociado a productos de alimentación, como pavos, pollos y bebidas, para así poder disfrutar de unas Navidades con menos apreturas y recupera aquel espíritu, a través de la recogida de alimentos, para ayudar a aquellas familias que lo están pasando mal.

Y es que los participantes -el tope máximo establecido es de 300- aportan los 5 euros de inscripción y, además, un kilo de alimentos no perecederos, especialmente destinado a los niños, que se encargará de repartir Cruz Roja entre los más necesitados.

Un año más, la carrera ha sido impulsada por la Sociedad Deportivo y Cultural Grupo Scorpio, cuyo presidente y exciclista, Jesús Arranz, ha justificado la oportunidad de la misma en el deseo de devolver a Cruz Roja y Aspace un 0,00000 por ciento, «y así hasta el infinito, de lo mucho que ambas asociaciones hacen por la sociedad».

Aliciente para los ciclistas

Arranz, quien fuera integrante del equipo La Casera y más tarde en los 80 director adjunto del equipo Renault capitaneado por Bernard Hinault, se ha felicitado, en declaraciones recogidas por Europa Press, de que este año la carrera contará en su tramo final con la subida al Cerro de San Cristóbal, cerca de dos kilómetros de «una dureza extrema ya que se llega hasta el 12% de desnivel» que han sido adecentados por la Diputación provincial, de ahí su esperanza en que este reclamo sea suficiente como para incrementar este año el número de participantes.

La marcha partirá a las 11.00 horas del casco urbano de La Cistérniga y transcurrirá por el Polígono Industrial de La Mora hasta completar un recorrido de unos 12 kilómetros. A su conclusión se efectuará un tramo libre de subida al citado cerro para poder optar a los premios establecidos, entre ellos un pavo para el primer clasificado.

La presentación de esta prueba solidaria ha contado igualmente con la presencia del alcalde de la localidad, Mariano Suárez, quien ha hecho un llamamiento a la participación de los vecinos, así como del delegado de Cruz Roja en Valladolid, José Ignacio de Luis; la vicepresidenta de Aspace, Rocío Molpeceres, agradecida de que la organización haya vuelto a contar su asociación para visibilizar a los afectados, y del diputado de Cooperación, Alberto Collantes.