El Norte de Castilla

Parados que cobren menos de 8.307 euros al año podrán acceder al bono social de Auvasa

Viajeros en el interior de un autobús de Auvasa.
Viajeros en el interior de un autobús de Auvasa. / EL NORTE
  • La tarjeta mensual por 22 euros para jóvenes obliga a empadronarse a los universitarios de fuera de la capital

Decenas de los más de 23.000 parados que estén empadronados en Valladolid podrán beneficiarse a partir del 1 de marzo de 2017 del futuro bono social, que aprobó ayer la compañía municipal de transportes Auvasa. Deberán por ello cumplir un requisito principal, como es el de la renta y no superar 1,3 veces los ingresos familiares aplicados, según el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem).

Actualmente este importe está fijado por el Gobierno para este año en 532,51 euros mensuales, lo que significa que en el caso de percibirse en 12 pagas (6.390 euros al año), el solicitante no podrá superar los 8.307 euros. El bono social permitirá a los usuarios de los autobuses de la capital pagar el trayecto a 0,20 céntimos, el importe más bajo de todo el cuadro de tarifas de Auvasa, que el Equipo de Gobierno ha previsto para el año 2017.

El concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez, justificó este nuevo billete como «una ayuda a los desempleados con escasos recursos y un incentivo para que busquen trabajo».

Criterios

La tarjeta del bono social podrá ser solicitada por los usuarios empadronados siempre que cumplan los requisitos de ser parados de larga duración, con más de dos años inscritos, ser mayores de 45, y no superar los ingresos de la unidad familiar de 1,3 del Iprem.

Para ello, en las oficinas de Auvasa se tendrá que presentar la declaración del Impuesto de la Renta. La tarjeta de este bono solo podrá ser utilizada por el titular, y se chequeará en la máquina del conductor. La caducidad será anual, y se podrá recargar en los kioscos y estancos con un importe mínimo de 2 euros. La emisión del documento sin contacto será de tres euros, y el uso indebido del mismo se penalizará con la pérdida de 1 año de la bonificación.

La creación de esta tarifa se suma a la iniciativa puesta en marcha este año del bono infantil, que permite a los menores de 0 a 12 años viajar gratuitamente y sin límite en los autobuses de la capital. El nuevo sistema de tarifa pretende potenciar el uso del transporte público mediante los abonos con descuentos.

Sin embargo, el precio del billete ordinario pasará a partir del 1 de marzo a costar 1,50 euros (ahora es de 1,40). También suben los servicios nocturnos Búho y los servicios especiales, así como el bono bús ordinario, que se incrementa el 7,14% (sube 5 céntimos el viaje).

Respecto a las medidas para potenciar el uso por parte de los jóvenes, las nuevas tarifas contemplan la creación del bono mensual joven, cuyo precio será de 22 euros al año. Esta tarjeta será personalizada y de uso exclusivo para aquellos usuarios que estén empadronados en la capital vallisoletana.

Los jóvenes titulares de la misma podrán realizar un número ilimitado de trayectos en todas las líneas de la compañía (incluidas las nocturnas Búho, las de ferias o las que se emplean para subir al estadio de José Zorrilla). El periodo de vigencia de la carga será de 30 días naturales. Sobre la restricción a un segmento universitario, Vélez señaló que se van a estudiar con la Universidad medidas de bonificación o ayudas para los estudiantes de fuera.