El Norte de Castilla

fotogalería

Chávez (centro) conversa con unos asistentes a la reunión informativa. / G. VILLAMIL

El procurador de Podemos por Valladolid rinde cuentas ante los simpatizantes de la formación morada

  • Carlos Chávez reconoce la dificultade pactar con un PSOE «que tiene una situación insostenible»

«Debería ser obligatorio, por ley, que todos los cargos públicos informarán de su trabajo a los ciudadanos y que actos como el de esta tarde no extrañaran.» Con esta declaración de principios abrió Carlos Chávez, procurador de Podemos por Valladolid, su rendición de cuentas ante los simpatizantes de la formación morada, que atentos a sus explicaciones sobre cómo funciona el Parlamento regional, la Comisión de Fomento y Medio Ambiente y la Mesa de las Cortes –de las que forma parte– respondió a las cuestiones planteadas por los ciudadanos. Las relaciones de Podemos con el resto de los grupos parlamentarios, la trama eólica, el soterramiento y la situación de los montes interesaron a los asistentes al primero de los actos informativos que este partido institucionalizará en su nueva sede de la calle Padre Claret.

Chávez reconoció que habían confiando en llegar a más acuerdos con el PSOE porque las políticas sociales son en buena parte coincidentes, pero esto no es así. «No es fácil pactar con un PSOE que tiene una situación insostenible, que intenta nadar y guardar la ropa. En Madrid apoya al PP, aquí quiere ser oposición, pero Luis Tudanca, el secretario regional de los socialistas, está alineado con Pedro Sánchez, que ahora quiere ser superamigo de Podemos. Es difícil y resulta cínico, aunque hay algunos temas en los que hemos llegado a un consenso», explicó.

Con Ciudadanos se han desilusionado. Chávez –licenciado en Filología, formado en Italia y en Berlín y que ha trabajado como profesor de universidad y de camarero– reconoció que pensaban que compartían los mismos principios sobre la regeneración política, «pero nos hemos encontrado con un partido que no tiene una idea concreta sobre Castilla y León. Todo lo tienen que consultar con Barcelona. Se han desinflado; no tienen proyecto», aseguró.

La gran jugada del PP

El parlamentario regional no se pronunció sobre Izquierda Unida y respecto al PP dijo que les reconocían como auténtica oposición al Gobierno regional frente al grupo mayoritario, que es el socialista.

La trama eólica interesó a la audiencia. Chávez explicó el proceso judicial en marcha y definió este caso como «la gran jugada del PP». «Creó la comisión y lleva ocho meses paralizada. Pablo [Fernández] ha insistido casi todas las semanas y ya se ha fijado una reunión para el próximo lunes, pero las trabas para acceder a la información son considerables. Solo una persona puede ver los documentos y debe recorrer la delegación territorial de la Junta de cada provincia. No lo ponen nada fácil».

Otro de los asistentes fue directo al exponer su temor a que los cargos públicos de Podemos entraran en una situación de «compadreo» en las instituciones. «Eso es difícil –dijo Chávez– porque este partido limita los mandatos y los sueldos. Un cargo no puede estar más de ocho años en el puesto y percibimos tres veces el salario mínimo, 1.950 euros mensuales, que para mí es un buen sueldo porque he cobrado siempre menos, pero hay procuradores que perciben hasta 5.000 euros y esos son los que quieren perpetuarse en el sillón. Podemos es el único partido que tiene limitados los mandatos», remachó.