El Norte de Castilla

Las obras del Clínico se retomarán dentro de quince días

Una grúa en las obras del nuevo bloque quirúrgico del Hospital Clínico.
Una grúa en las obras del nuevo bloque quirúrgico del Hospital Clínico. / Ricardo Otazo
  • El pleno del Ayuntamiento aprobó ayer una moción instando al Gobierno regional a continuar con la intervención

El consejero de Sanidad de la Junta, Antonio María Sáez Aguado, avanzó ayer que en un plazo aproximado de «dos semanas» su departamento retomará las obras del complejo sanitario situado en pleno centro de la capital. El mismo día en el que el pleno del Ayuntamiento aprobaba una moción en la que se instaba al Gobierno regional a continuar con la intervención tras dos años de parón, según ha denunciado el PSOE, el máximo responsable del área en el Ejecutivo autonómico confirmó la reactivación inminente del plan director. Sáez Aguado destacó que en la consejería comparten la necesidad de continuar adelante con la obra, aunque matizó que al tratarse de un tajo complejo, ya que el edificio está en servicio, los ritmos de trabajo se ralentizan en ocasiones. «Es un entorno sin espacios adicionales y eso obliga a vaciar zonas para actuar en ellas», explicó el consejero.

Así, las pegas logísticas juegan un papel fundamental en este tipo de obras, que se llevan a cabo al mismo tiempo que se mantiene la actividad y la atención a miles de pacientes a diario. Tras la inauguración del nuevo edificio de Urgencias en el enero del pasado año, se han llevado a cabo reubicaciones de servicios y unidades técnicas en la nueva construcción, como los de Hemodinámica, UCI Cardiaca, Esterilización o Anatomía Patológica.

Sáez aseguró que ahora se mantendrá una reunión con la unión de empresas adjudicataria de la reforma, constituida por Sacyr, Río Vena y Núcleo, para trazar las directrices de la nueva fase. Según adelantó, esta pasaría por la demolición de la central térmica, ya sin uso, para, a continuación, iniciar la construcción del nuevo edificio de consultas externas y acometer la necesaria adecuación de las unidades de hospitalización, es decir, de las torres del inmueble que acogen las habitaciones.