El Norte de Castilla

La Archidiócesis ingresó 12,2 millones en 2015 y destinó casi el 40% a edificios y su conservación

El ecónomo de la Diócesis, José María Conde, y el obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello.
El ecónomo de la Diócesis, José María Conde, y el obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello. / Gabriel Villamil
  • La cuantía es casi dos millones de euros inferior a la del anterior ejercicio debido a la disminución de legados o a los ingresos financieros

La Archidiócesis de Valladolid ingresó en 2015 12,2 millones de euros, dos menos que el año anterior, de los que destinó 4,8 millones (casi el 40 por ciento) a la conservación de edificios y gastos de funcionamiento.

Así lo han puesto de manifiesto el obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello, y el ecónomo de la Diócesis, José María Conde, en una rueda de prensa para presentar las cuentas de la Archidiócesis en el marco del Día de la Iglesia Diocesana que se celebra el domingo, 13 de noviembre.

En concreto los ingresos ascendieron a 12,24 millones de euros en toda la Archidiócesis, de la que forman parte 324 sacerdotes, 2.100 catequistas, 195 misioneros y que tiene 305 parroquias, 135 de ellas localizadas en núcleos de población de menos de 200 habitantes.

La cuantía de ingresos en el pasado ejercicio es casi dos millones de euros inferior a la del anterior debido a la disminución en un millón de euros procedente de legados o a los ingresos financieros, que registraron una reducción de alrededor de medio millón.

Del total de la cuantía que ingresó la Iglesia en Valladolid la aportación de los fieles fue la que más ingresos reportó, con 4,79 millones de euros (1,7 de colectas, 802.000 de suscripciones, 828.000 de colectas para instituciones de la Iglesia y 1,41 millones de otros ingresos como donativos y legados).

A esta cuantía se suman 3,04 millones de euros procedentes de la Asignación Tributaria, lo que supone un 4% menos que el año anterior, y 1,9 millones de ingresos de patrimonio y otras actividades, así como otros ingresos corrientes (servicios, subvenciones, ingresos de instituciones diocesanas), que sumaron 2,3 millones, y los ingresos extraordinarios de casi 134.000 euros (la mayoría procedentes de enajenaciones de patrimonio).

Inversiones

En cuanto al apartado de gastos, el más importante por su cuantía es el destinado a conservación de edificios y gastos de funcionamiento, que ascendió a 4,8 millones de euros.

Entre las inversiones más importantes se encuentran la casa parroquial de Mayorga de Campos, con unos 300.000 euros, cuantía similar a la empleada en la iglesia parroquial de San Ramón Nonato u otra inversión de 200.000 en Nava del Rey. Actualmente se invierten 2,2 millones de euros a la construcción de una iglesia parroquial en La Flecha que espera terminarse en 2017.

La retribución del clero, con 3,03 millones de euros, y las actividades pastorales y asistenciales fueron otros dos capítulos de gasto más importantes, a los que se suman las aportaciones a los centros de formación con 572.600 euros (473.000 al Seminario), otros 467.300 para retribución de personal seglar y 435.168,16 destinados a financiación.

Por lo que se refiere a los organismos diocesanos dedicados a la actividad socio-caritativa, que tienen sus cuentas independientes, entre Cáritas, Manos Unidas y la Delegación Diocesana de Misiones se obtuvieron 3,78 millones de euros de ingresos y se invirtieron por encima del 95%.

En concreto, Cáritas ingresó 2,8 millones de euros y empleó el 95%o de los recursos obtenidos, el 73% de los cuales llegaron de manos privadas. Así, Argüello ha destacado el hecho de que sólo un 5% se destine a administración interna.

Por su parte, Manos Unidas, dedicada a la ayuda al Tercer Mundo, ingresó 698.000 euros, de los cuales 618.000 llegaron del sector privado (el 87 por ciento) y el resto del público. En total se asumieron diez proyectos de Ayuda al Desarrollo durante la Campaña del Hambre y se invirtió el 97 por ciento de los recursos.

En cuanto a la Delegación Diocesana de Misiones, los ingresos ascendieron a 276.830 euros, todos ellos procedentes de recursos privados, y la mayor parte a través del Domund, que recaudó 225.000 euros. El 97 por ciento de los recursos obtenidos se invirtieron.

Luis Argüello ha agradecido la «generosidad» de las personas que han contribuido con la Iglesia porque, de lo contrario, no se habría podido llevar a cabo la labor realizada, pero además ha destacado como dato que no se puede contabilizar el valor de las horas dedicadas a trabajo gratuito como el de los catequistas, los grupos de Cáritas o quienes se dedican a la Pastoral de enfermos.

Plataforma para hacer donativos

Estos datos, ha explicado Conde, se pondrán a disposición de todo el que los quiera conocer en el portal del Arzobispado de acuerdo a las normas de transparencia, al tiempo que se ha puesto en marcha una plataforma para hacer donativos.

Esto responde, según Luis Argüello, a dos realidades, por un lado la digital, y por otro a la cantidad de pueblos pequeños de donde muchas personas se han ido pero desean colaborar con su parroquia.