El Norte de Castilla

Autovía A-11 entre Valladolid y Tudela.
Autovía A-11 entre Valladolid y Tudela. / EL NORTE

Olivares, también contra el nuevo trazado de la A-11

  • Presentará alegaciones al igual que San Bernardo, Valbuena y Quintanilla de Onésimo

La alcaldesa en funciones de Olivares de Duero, Fabiola Alonso, junto a dos compañeros más –concejales como ella no adscritos a ninguna formación política– y al edil de Ciudadanos y al del Partido Popular, han consensuado las alegaciones que van a presentar en contra del trazado Duero-Norte de la Autovía del Duero (A-11) seleccionado por el Ministerio de Fomento entre las localidades de Quintanilla de Arriba y Tudela de Duero. De esta forma el número de municipios que se posiciona en contra del trayecto sigue creciendo.

En estos momentos las localidades que alegarán contra la opción del ministerio son: Valbuena de Duero, su pedanía de San Bernardo, Quintanilla de Onésimo y, ahora, se suma Olivares, quien también estima que la mejor opción es la duplicación sur de la actual N-122.

Su alegato se fundamenta en los proyectos presentados, comparando el seleccionado por Fomento con el de la Sur-Duplicación. Solicitan al Ministerio que reconsidere su posición estimando, primeramente, que el Duero-Norte es un tramo con mayor siniestralidad potencial, hasta el doble de mortalidad que en la opción de la duplicación.

Asimismo, reflejan su mayor longitud –hasta un 31% más– y su mayor coste: 9 millones de euros por kilómetro frente a los dos millones por kilómetro de la duplicación.

En su escrito de exposición de motivos reflejan también los grandes desniveles y la ejecución de una gran obra por el norte que comprende un puente y dos viaductos, uno de casi un kilómetro de longitud y que en su pilar más elevado alcanza la altura de un edificio de 9 plantas –lo mismo que sucede con un ecoducto de 29 metros con el que la autovía entra en el páramo en trinchera–. Más daño al espacio natural y mayor impacto ambiental –basándose en los estudios de seis grupos ecologistas–; mayor contaminación; afectación del canal de regantes del Riaza; más carreteras secundarias afectadas por el trazado; y, también, consideran en sus alegaciones que dado que el Duero-Norte es un trayecto con más kilómetros e inclinaciones considerables, no servirá para descongestionar el tráfico de la nacional 122 pues los camiones seguirán circulando por esta última.

Olivares se suma también a la recogida de firmas que se está realizando en los distintos municipios afectados directamente por el trayecto de Fomento, y, también, vía mensajería de ‘whatsapp’, los vecinos de la zona comparten una cadena en la que se detallan aspectos técnicos del proyecto –así como el plano del mismo– para concienciar de la envergadura del mismo y del perjuicio que les causará. Asimismo Quintanilla de Onésimo no descarta la posibilidad de realizar movilizaciones ciudadanas para mostrar su postura contraria a la opción Duero-Norte.