El Norte de Castilla

Juzgan a un joven que tuvo un accidente mortal cuando conducía sin carnet

  • En el accidente falleció la acompañante, una palentina de 22 años

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

El Juzgado de lo Penal número 3 de Valladolid celebra el próximo jueves, día 10 de noviembre, el juicio contra un vecino de la capital, David C. R., a quien el Ministerio Fiscal y la acusación particular responsabilizan de la muerte, en septiembre de 2015 en Tordesillas, de la joven palentina Alba San Millán Alcalde, de 22 años, fruto de la salida de vía del vehículo en el que ambos viajaban y que conducía el acusado, pese a carecer de carné.

En sus respectivos escritos de calificación provisional de los hechos, la acusación pública solicita para David C. R. una condena de dos años y cinco meses por sendos delitos de homicidio imprudente y conducción sin carné. Por su parte, los padres de la fallecida, personados como acusación particular, elevan la petición a tres años, diez meses y un día de cárcel al incluir a los anteriores delitos los de conducción temeraria y omisión del deber de socorro, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Acababa de mudarse

Durante el juicio se analizarán hechos ocurridos sobre las 20:30 horas del 15 de septiembre de 2015, fecha en la que los dos jóvenes viajaban en un vehículo, propiedad de una tía de él, hacia la localidad de Vega de Valdetronco (Valladolid) con el propósito de visitar a sus abuelos, según declaró el acusado tras el siniestro.

El investigado sostiene que conducía ella, ya que él carecía del permiso, y que en un momento del trayecto la joven se sintió indispuesta y se vio obligada a parar en el arcén, que ofrecía poca seguridad. De ahí que, como insiste, optara por ponerse al volante para llevar el vehículo hasta una zona que ofreciera mayores garantías para ambos, si bien el automóvil se salió finalmente de la vía y volcó a la altura del kilómetro 151 de la A-62, en Tordesillas.

Aunque David C. R. salió ileso, la joven que ocupaba el asiento del copiloto –y a la que había conocido días antes en una discoteca de Valladolid– murió en el acto.

Ella era vecina de Palencia y acababa de alquilar un piso en la capital castellana y leonesa, donde se disponía a realizar prácticas profesionales en un departamento de la Universidad de Valladolid, con una beca concedida por el Banco Santander, tras concluir la carrera de Grado en Ingeniería de Organización Industrial.

«¡Lo que está claro es que mi hija no conducía, ya que su cuerpo apareció atrapado en el asiento del copiloto!», declara el padre de la fallecida y agente de la Policía Municipal de Palencia, Luis Mariano San Millán.

Himno a las víctimas

Precisamente, tras el suceso, el progenitor de Alba compuso un poema en su recuerdo que pone letra al himno que, junto a las notas musicales del director de la Banca Municipal de Palencia, Miguel Ángel Cantera Escribano y bajo el título ‘Una cruz preciosa en el camino’, se ha convertido en el himno oficial en recuerdo de las víctimas de accidentes de tráfico.

Estrenado el pasado 19 de octubre en el Teatro Principal de Palencia en una actuación a cargo de la soprano Hevila Cardeña Castro y la Banda Municipal palentina, se han editado 1.500 copias de este himno, que serán puestas en manos de Stop Accidentes y Fundación A Víctimas de Tráfico.

«Los autores nos sentimos pagados y plenamente satisfechos con que se dé la máxima difusión a nuestra creación como aportación a la labor tan importante que hacen estas asociaciones», concluye el padre de Alba.