El Norte de Castilla

Vaparalo judicial a Óscar Puente por la rebaja de sueldos que impulsó contra el PP

Martínez Bermejoexplica la sentancia sobre los sueldos.
Martínez Bermejoexplica la sentancia sobre los sueldos. / J. A.
  • El fallo, que será recurrido, considera que la moción del PSOE es contraria a la Constitución

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Valladolid ha declarado nula la rebaja de los sueldos de los concejales sin dedicación exclusiva y de los ediles con cargo en otra institución, con la que el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, quiso castigar al PP, después de que esta formación lograra reducirle el sueldo al regidor en 6.444 euros al año (de 82.944 a 76.500), en cumplimiento de la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local.

El fallo estima las alegaciones presentadas por el PP y declara aquella polémica moción, impulsada por el PSOE, con el apoyo de Toma la Palabra y Sí se Puede, contraria al artículo 23.2 de la Constitución, en el que se establece «el derecho a acceder en condiciones de igualdad a las funciones y cargos públicos, con los requisitos que señalen las leyes». Así, el fallo reconoce que se produce una clara discriminación.

La sentencia, que va a ser recurrida por el equipo de gobierno, deja sin efecto el acuerdo en el que se establecía que los tres ediles con presencia y sueldo en la Diputación –Jesús Julio Carnero (PP), Pilar Vicente (Ciudadanos) y Héctor Gallego (Sí se Puede)– pasaran de cobrar 11.002 euros al año por su asistencia a plenos y comisiones municipales a un euro. El equipo de gobierno de izquierdas impulsó está medida bajo la premisa ‘un político, un sueldo’, pero según este fallo, esta decisión no se ajustaría a derecho.

El fallo tampoco avala el baremo aplicado a los ediles rasos para establecer sus retribuciones municipales en función de los ingresos en su actividad profesional. Este punto establecía percepciones de entre 2.750 y 11.002 euros dependiendo del salario ‘civil’. Era la bancada del PP la más afectada por esta medida. La sentencia tampoco respalda las medidas de control de la oposición que se incluían en el acuerdo.

El fallo del juzgado devuelve a la actualidad el asunto de los salarios en el Ayuntamiento de Valladolid, que durante meses llenó debates en los plenos y páginas en la prensa. Mientras que Toma la Palabra y Sí se Puede se han mostrado dispuestos a aplicar una importante reducción de los emolumentos –los ediles de ambas formaciones se autolimitan el salario y entregan el ‘excedente’ a sus partidos– el PSOE ha sido muy beligerante en la defensa de las retribuciones que heredó del anterior equipo de gobierno.

La sentencia supone un importante varapalo para el ejecutivo local en un momento, además, en el que la Corporación tiene que volver a abordar el capítulo de las retribuciones de cara al próximo ejercicio.

El grupo municipal Popular considera que Puente ha vulnerado gravemente la Constitución, en su artículo 23.2, al confirmarse la ilegalidad mediante sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 1 de Valladolid, respecto de la moción que Puente propuso y se aprobó el pasado 1 de diciembre de 2015.

Según destacó el PP, la magistrada juez considera que la moción de Puente es discriminatoria y además contraria al principio de proporcionalidad al fijar un euro la compensación de aquellos que desempeñan un cargo público.

Para el PP, la decisión que Puente y su equipo adoptada el 1 de diciembre de 2015 "es un ataque directo al Estado de Derecho y a la vida democrática. Quiso cercenar, limitar, cortar y aprisionar la actividad de la oposición democrática, necesaria en cualquier país que se precie de serlo"

Con este recurso, asegura el PP, el grupo municipal quería, "no solo defender el derecho que Puente quería limitar a la oposición, sino el de todos y cada uno representantes públicos que ejercen la labor política en España compaginándolo con su actividad profesional y no de manera exclusiva"

"La Sentencia ha venido a hacer Justicia y a dejar sin efecto, como si nunca hubiesen existido, los acuerdos ilegales alcanzados propuestos por Puente. Aunque no es firme y puede ser recurrida, la solvencia de su fundamentación es importante. Puente y su equipo pueden ejercer su derecho a recurrirla, pero la sentencia deja un mensaje claro declarando la nulidad de pleno derecho de la moción de Puente", subrayan.

El portavoz del PSOE, Pedro Herrero, subrayó que el único objetivo del PP con esta acción judicial es que "el señor Jesús Julio Carnero siga cobrando de la Diputación su buen sueldo íntegro y también le paguemos en el Ayuntamiento de Valladolid mil euros al mes por no hacer nada. Nos parece indecente. En lo que se deja las energías el Partido Popular es en defender el sueldo del señor Carnero", recalcó.