El Norte de Castilla

UGT y CC OO urgen a Lactalis a reunirse en la Fundación Anclaje de la Junta

  • Exigen que se trate el nuevo futuro para la planta de central lechera Vallisoletana

UGT y CCOO de Castilla y León exigen a la dirección de Lactalis, propietaria de la planta de Lauki en Valladolid, que comparezca a la mayor brevedad ante la Fundación Anclaje de la Junta de Castilla y León.

Ambas organizaciones han solicitado un encuentro urgente con los directivos de la multinacional francesa para tratar de nuevo las condiciones de la venta, después de que la fecha prevista en los acuerdos adoptados con el comité de empresa ya expiró el pasado día 30 de junio.

Los sindicatos recuerdan que en la última reunión mantenida en el seno de la Fundación Anclaje la multinacional láctea se comprometió de nuevo a tratar y abrir un nuevo tiempo de negociación con las centrales sindicales mayoritarias, con el objetivo puesto en la búsqueda de nuevas alternativas que dieran una salida a las prioridades de los trabajadores. Por todo ello, desde ambos sindicatos exigen que se trate el nuevo futuro para la planta de central lechera Vallisoletana.

En cualquier caso, CCOO y UGT advierten de que están ultimadas las consultas a sus respectivos gabinetes jurídicos para seguir adelante en su lucha por la continuidad de la actividad productiva y el empleo de la planta vallisoletana.

De no dar respuesta a esta petición de reunión de forma inmediata, CCOO y UGT advierten de que iniciarán los trámites judiciales oportunos para demandarán a la multinacional gala por prácticas abusivas, de mala fe en el tratamiento y aplicación de los acuerdos adoptados.

«Existen sobradas razones que refuerzan la decisión de judicializar esta deslocalización por parte de ambos sindicatos, ya que se ha producido un incumplimiento descarado de cara a potenciar la venta real de la planta vallisoletana por parte de sus dueños franceses», dicen los sindicatos.