El Norte de Castilla

Colegio El Salvador.
Colegio El Salvador. / R.O.

El Ayuntamiento sigue adelante para hacerse con el colegio El Salvador

  • El pleno debate mañana la ordenación del entorno de San Pablo para la Ciudad de la Justicia

Ya están los planos, pero falta llevarlos a la realidad y eso se aventura complicado. La Comisión de Urbanismo dará luz verde mañana a la aprobación provisional de la modificación del PGOU y del Plan del Casco Histórico en el ámbito del antiguo hospital Pío del Río Hortega, colegio El Salvador y finca Zambrana, con el objeto de unificar las sedes de Justicia en torno a la Plaza de San Pablo.

El pleno municipal de noviembre votará esta propuesta, que deberá remitirse a la Consejería de Fomento para su aprobación definitiva. Hasta que eso se produzca, la Concejalía de Urbanismo elaborará el proyecto de actuación detallado de ese ámbito y seguirá negociando con la propiedad del colegio el Salvador y el con el Sareb, entidad que tiene una hipoteca sobre el solar y el inmueble, para quedarse con el antiguo centro educativo. No obstante, el concejal de Urbanismo advierte de que si no se alcanza una entente se procederá a realizar una permuta forzosa, una expropiación con pago en especie.

El Ayuntamiento se quedaría con el colegio y a cambio entregaría a la propiedad de El Salvador cerca de diez hectáreas de suelo situadas junto al centro de menores Zambrana, en Delicias. De ellas, 5,3 las tuvo que adquirir el Consistorio por veinte millones de euros tras una sentencia que daba la razón a los herederos del antiguo propietario de los terrenos.

El resto son de propiedad municipal. Es pronto para saber si los dueños de El Salvador presentarán batalla ante los tribunales por esta operación municipal. Respecto a las alegaciones presentadas por Sacyl, el concejal aseguró que en la ordenación que se presentará mañana se mantienen las plazas de aparcamiento del antiguo Río Hortega, aunque con una disposición más cercana a la residencia con lo que no ve mayores pegas a la propuesta.

Todo esta tramitación tiene un fin: agrupar todas las sedes judiciales en el entorno de San Pablo. La última palabra pues la tiene el Ministerio de Justicia, que hasta el momento ha mantenido una postura contraria a este proyecto después de hacer optado por levantar la Ciudad de la Justicia en una parcela del barrio Girón. ¿Estará dispuesto el nuevo gobierno del PP a replantearse el proyecto? De momento, es una incógnita.