El Norte de Castilla

Julián Rodríguez,z, Teresa López, Jorge Barragán, Carmen Alonso y Alberto Arranz, estos tres últimos de Gana Medina, en el pleno de ayer.
Julián Rodríguez,z, Teresa López, Jorge Barragán, Carmen Alonso y Alberto Arranz, estos tres últimos de Gana Medina, en el pleno de ayer. / F. J.

Gana Medina se incorporará al gobierno local

  • El PSOE también aprobó en el pleno la bajada del IBI para el próximo año con los votos de su nuevo socio municipal

Con los votos a favor del equipo de gobierno y los de los tres ediles de Gana Medina y futuros socios, el Ayuntamiento de Medina del Campo aprobó durante la sesión plenaria de ayer la modificación del Reglamento Orgánico Municipal (ROM) para adaptar el documento a las nuevas necesidades del Ayuntamiento, según detalló el portavoz del grupo municipal socialista, Julián Rodríguez, quien aseguró que «este es el momento oportuno ya que nos encontramos en el ecuador del mandato».

Además de puntualizar que los cambios del ROM, incluyen las propuestas de Gana Medina porque «el resto de grupos no han colaborado con esta modificación», Rodríguez puntualizó que el cambio no se realiza por el futuro pacto de gobierno ya que «es un cambio que no solo modificará los artículos que hacen referencia a las retribuciones, sino que incluye novedades importantes como que los vecinos podrán tener voz en los plenos».

Por su parte, los concejales de la oposición denegaron apoyar esta modificación. El concejal independiente, Fidel Lambás, aseguró que esta modificación es errónea porque se trata de «mercadear con los sueldos de los concejales». Solicitó dejar el tema sobre la mesa para «contar con el consenso del grupo mayoritario de la oposición (PP)». Los populares, en palabras de Olga Mohíno, calificron de «vergüenza» el «mercadeo con los sueldos» y puntualizó que «antes de ver cómo se organizará el Ayuntamiento con este pacto lo primero que hacen es hablar de sueldos».

En total se modificaron siete artículos que entrarán en vigor este mismo mes. Según lo aprobado, a partir de ahora los cargos municipales que vayan a ejercer sus funciones en régimen de dedicación exclusiva serán determinados por decreto de Alcaldía. Respecto a los sueldos, se establece una dedicación exclusiva para el alcalde o alcaldesa que percibirá 14 pagas al año (doce mensualidades más dos extraordinarias) cuya cuantía no será inferior a tres salarios mínimos interprofesionales.

En este momento, el salario mínimo interprofesional es de 655,20 euros al mes, por lo que los ediles con dedicación exclusiva no podrán superar los 1.965,6 euros al mes. Además de esta dedicación exclusiva, la modificación aprobada también fija otras tres dedicaciones exclusivas para tres concejales. Estos cobrarán la misma cuantía que el alcalde. El reglamento establece que las dedicaciones exclusivas podrán aumentar a las fijadas en el ROM siempre que sean propuestas porla Alcaldía y aprobadas en pleno.

Además de fijar las retribuciones de los concejales, la modificación también estableció que las Comisiones Informativas deberán realizarse de manera obligatoria cada dos meses y se podrán convocar de manera extraordinaria si hay asuntos pendientes, se habitará un espacio para los grupos municipales en el Ayuntamiento, se establecerá un pleno de estado del Ayuntamiento de manera anual y los vecinos podrán intervenir en el pleno bajo petición previa.

Bajada del IBI

Además de este punto, el Pleno también aprobó de manera consensuada por todos los partidos políticos con representación una rebaja en el tramo municipal del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Según lo aprobado durante la tarde de ayer, a partir del próximo año el tipo aplicable a los bienes inmuebles urbanos se bajará en el porcentaje municipal hasta alcanzar el 0,8460 %, lo que hará que la recaudación total de 2017 se estanque y se mantenga como la de 2016, en 5.677.084 euros anuales por el IBI.

Esta reducción del tipo hará que algunas viviendas tengan en 2017 una cuota tributaría menor que en 2016 y que otras sigan tributando por una cuota algo más alta, pero siempre inferior a la que tendrían que abonar si no se redujera el tipo.

Desde el punto de vista de los ingresos para el Ayuntamiento la reducción global del IBI será de 227.777 euros, es decir, que las arcas municipales dejarán de recaudar esta cantidad. El ajuste del IBI y del tramo municipal durante los próximos años hará que la bajada de recaudación media por año sea de 215.000 euros.