El Norte de Castilla

Ricardo Blázquez.
Ricardo Blázquez. / EL NORTE

Nuevo cargo para Ricardo Blázquez en la Curia Romana

  • El cardenal arzobispo de Valladolid ha sido nombrado miembro de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos

El Boletín de la Santa Sede ha publicado este viernes el nombramiento de Ricardo Blázquez, cardenal arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, como miembro de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos. (Desde le pasado 2 de septiembre, el Jefe de la Oficina de dicha Congregación es el sacerdote vallisoletano Aurelio García Macías).

La Congregación para la Doctrina de la Fe se ocupa de todo lo que pertenece a la Sede Apostólica respecto a la promoción y regulación de la Liturgia y, sobre todo, de los Sacramentos. (Pastor Bonus art. 62); promueve la acción pastoral litúrgica en todo lo que se refiere a la preparación y la celebración de la misa, los otros sacramentos y sacramentales (Pastor Bonus art. 64), así como la celebración del domingo y otras fiestas del año litúrgico y la Liturgia de horas.

Ricardo Blázquez Pérez nació en Villanueva del Campillo, provincia y diócesis de Ávila, el 13-4-1942. Realizó sus estudios en los seminarios Menor y Mayor de Ávila (1955-67) y fue ordenado presbítero el 18-2-1967. Obtuvo el doctorado en Teología por la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma (1967-72) y también estudió en universidades alemanas.

El 13-3-2010 se hizo público su nombramiento por el papa Benedicto XVI como 14.º arzobispo metropolitano y 40.º obispo de Valladolid, sede de la que tomó posesión el 17 de abril de 2010.

El papa Francisco creó le nombró cardenal en el consistorio en 2015, con el título de Santa Maria in Vallicella.

Además, es miembro de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica (2014), de la Congregación para la Doctrina de la Fe (2015), de la Congregación para las Iglesias Orientales (2015). También es miembro del Consejo Pontificio de la Cultura (2015) y de la comisión cardenalicia para la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (2016).