El Norte de Castilla

Colas que se formaron en las dependencias municipales de Santa Ana en 2013 para pagar la tasa o recoger los recibos.
Colas que se formaron en las dependencias municipales de Santa Ana en 2013 para pagar la tasa o recoger los recibos. / A. B.

Los embargos por no pagar la tasa de basura también llegan al equipo de Gobierno

  • valladolid

  • Al alcalde y tres concejales se les retiró el dinero de sus cuentas, pero no se les llegó a notificar que se iba a por su coche

Fue polémica cuando se instauró y esos efectos aún colean, a pesar de que este año el recibo ya no ha llegado a los domicilios de los vallisoletanos, tras la decisión del equipo de gobierno de anularla. La reciente denuncia pública realizada por la Federación de Vecinos ‘Antonio Machado’ por las notificaciones de embargo de vehículos recibidas por algunos empadronados morosos ha vuelto a poner el foco en la tasa de basura. La lupa de la Hacienda Local no se ha fijado solo en los ciudadanos de a pie. También los políticos que animaron a la insumisión ante esta obligación fiscal, que se estrenó en 2013 y que consideraban injusta, han visto desaparecer de sus cuentas y con recargo los importes de esta tarifa por la recogida de residuos.

El actual alcalde y antes jefe de principal partido de la oposición, Óscar Puente, fue embargado por la deuda de 2013 y 2014, mientras que la de 2015 la abonó en las dependencias tributarias de Santa Ana con gravamen por apremio. El primer teniente de alcalde, Manuel Saravia; el concejal de Seguridad y Vialidad, Luis Vélez, y Alberto Bustos, responsable del área de Participación y Deportes, también han visto cómo el departamento de recaudación municipal retiraba de sus cuentas corrientes el débito por las tasas impagadas. En estos casos, es verdad, que no se les llegó a notificar que se iba a por su coche. Pero podía haber sucedido.

Y es que el concejal de Hacienda, Antonio Gato, al que solo le constan tres casos (hoy se reunirá con los responsables de su área para analizar a fondo la situación), volvió a defender ayer que el procedimiento seguido es «el habitual». Ni mucho menos hay un trato específico por tratarse de este concepto tributario. «Y menos cuando ha sido el actual ejecutivo el que lo anuló», subrayó el edil. En dos casos, explicó Gato, se han rastreado ocho entidades bancarias y al no detectar cuentas a nombre del deudor o localizar alguna sin saldo, se ha procedido a notificar el embargo del coche. En ese documento, recuerda Gato, se ofrece un «plazo amplio» para saldar la deuda antes de proceder a la retirada del vehículo, con lo que si lo hacen, nadie les va a privar de su medio de transporte. El edil recalca, además, que a ambos contribuyentes se les comunicó que informasen de los bienes a los que podía acudir la Hacienda municipal para cobrarse, pero no hubo respuesta.

La Federación de Vecinos, sin embargo, no considera normal que los que defendieron la supresión de la tasa utilicen ahora a medios tan expeditivos para recaudarla, más cuando la Ley General Tributaria establece un orden de embargo de bienes que respete la mayor facilidad de su enajenación y los menores perjuicios para el contribuyente. Cuentas, salarios o pensiones y, en último término, bienes muebles. Ese sería el orden. Reprochan, asimismo, que en ocasiones anteriores sí se localizó su cuenta para retirar el importe y se preguntan qué ha pasado ahora.

El concejal de Hacienda, quien no se olvida de recalcar que la imposición de esta obligación fiscal fue avalada por una sentencia del TSJ, «aunque al PSOE no le gustara», argumenta que el departamento de recaudación ha actuado de la misma forma que lo haría si no se paga el IBI o el impuesto de circulación, al tiempo que considera que puede crear más problemas para el deudor que el Ayuntamiento de Valladolid envíe a la empresa en la que trabaja una notificación de embargo.

«Que lo pague Puente»

El PP se apuntó ayer a este ‘conflicto’ entre el ejecutivo de izquierdas y la organización vecinal progresista para ponerse del lado de esta. Los populares reclamaron al gobierno municipal que busque fórmulas de cobro de esas multas tributarias que «no sean tan perjudiciales a los vecinos y acuda a cuentas o depósitos bancarios antes de dejarles sin su medio de transporte habitual».

Para el PP esta postura se debe «al afán recaudatorio excesivo que desde la Concejalía de Hacienda se viene ejecutando a lo largo del año». «Buena prueba de ello es que la recaudación en 2016 por multas tributarias y de tráfico va a superar una cifra récord histórica y los ingresos por multas tributarias, solo hasta septiembre, ya se han multiplicado por siete, un 700% más de lo previsto en los presupuestos», subrayó el PP, para quien el Ayuntamiento tiene que compensar de alguna manera los diez millones anuales que se han perdido por la controvertida tasa. «Puente, que embaucó a los ciudadanos para no pagarla, debería abonar de su bolsillo esos recargos», propuso el portavoz de la formación, Jesús Enríquez.

Gato acotó que en esa consignación de ‘multas tributarias y análogas’ se han incluido en este ejercicio sanciones por infracciones urbanísticas, que no deberían figurar en ese capítulo. Esa sería la razón del incremento, según argumentó. Sea como fuere, el concejal de Hacienda insistió en que hoy se revisará el procedimiento de embargo seguido y animó a los posibles afectados por las notificaciones a que acudan a las dependencias de la plaza de Santa Ana para informarse de cómo pueden saldar la deuda y evitar así que la grúa se lleve su coche al depósito del Camino Viejo.