El Norte de Castilla

Los pacientes ciegos por un medicamento recibirán la indemnización de la Junta

ciegos por un medicamento recibirán la indemnización
El consejero de Sanidad habla ante los micrófonos
  • El consejero avanza que aceptarán la reclamación de los afectados reconocidos por la Agencia del Medicamento y exigirán el pago a la aseguradora

La Junta de Castilla y León indemnizará a los pacientes afectados de ceguera tras someterse a una cirugía ocular de retina en la que se utilizó perfluoroctano, bajo la marca ‘Ala Octa’. Así lo avanzó el consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado, en las Cortes, al responder en el pleno que empezó ayer a una pregunta de Manuel Mitadiel, procurador de Ciudadanos, que le conminó a «no dejar abandonados a quienes hemos causado esa ceguera».

El consejero aseguró que la Junta reconocerá las reclamaciones de responsabilidad patrimonial interpuestas por los afectados, que es el trámite para exigir la indemnización por el daño causado. Antonio Sáez Aguado explicó que es la Agencia Española del Medicamento el organismo que establece la relación causal entre el uso de los lotes defectuosos de ese fármaco y la pérdida de visión de los pacientes que pasaron por los quirófanos. En Castilla y León, del Hospital Río Hortega y del Complejo Asistencial de Salamanca. El consejero recordó que ese organismo estatal ha reconocido tres casos en el centro vallisoletano y valora cuatro más, a los que se suma otro en análisis en Salamanca.

Sáez Aguado señaló que ante la Junta se han presentado nueve reclamaciones de responsabilidad patrimonial exigiendo indemnización, de las que al menos una coincide con uno de los casos reconocidos por la agencia estatal.

La empresa, desaparecida

Antonio Sáez Aguado manifestó que la Administración abonará una compensación a los afectados y que luego se reclamará esa cantidad económica a la empresa que suministró el fármaco. «Que como saben ya no existe, ha desaparecido, pero nos hemos comunicado con la aseguradora de esta firma», apuntó el consejero.

El máximo responsable de las políticas sanitarias autonómicas informó a los parlamentarios de que el Hospital Río Hortega había alertado sobre 57 posibles pacientes en cuyas cirugías se empleó el polémico fármaco y que podrían tener una evolución «clínica asociada» a los efectos del perfluoroctano.

Manuel Mitadiel lamentó la lentitud en actuar de la Junta, cuando casos concretos de Castilla y León han sido abordados en congresos internacionales con comunicaciones de doctores presentadas a primeros de este año. Concretamente citó uno celebrado en la capital danesa, Copenhague, al que acudieron facultativos que expusieron la evolución de enfermos tratados en Valladolid.

El parlamentario afeó al consejero la distancia que ha marcado la Junta respecto a estos casos cuando ha sido el IOBA, centro de investigación vallisoletano, el instituto que ha liderado el estudio de todo lo relacionado con estos pacientes.

El procurador de Ciudadanos inquirió al consejero sobre si era verdad que desde la Administración autonómica no se habían puesto en contacto con los afectados y si en la historia clínica de los pacientes figuraban las pegatinas de los lotes que se emplearon en sus operaciones. «Quiero pedirle que encabece usted, como consejero, la defensa de estos pacientes que han terminado con una ceguera y que no se refugie en cuestiones administrativas», solicitó Mitadiel.