El Norte de Castilla

Edificio de la antigua Electra.
Edificio de la antigua Electra. / EL NORTE

La antigua Electra ya no acogerá un hotel de cinco estrellas

  • El Ayuntamiento declara la caducidad de la licencia, ya que desde 2007 no se ha movido ficha

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid, reunida este miércoles, ha declarado la caducidad de la licencia de obras de rehabilitación del edificio de la Electra Popular Vallisoletana, situado entre las calles Veinte de Febrero e Isabel La Católica, y que tenía como proyecto, hace años, convertirse en un hotel de cinco estrellas.

Tal y como ha querido destacar el concejal de Urbanismo, Infraestructura y Vivienda, Manuel Saravia, después de la cancelación del permiso, no ha habido ningún movimiento de la empresa propietaria, Solvia, en todo este tiempo para iniciar las pertinentes obras de remodelación, con lo que finalmente se ha decidido desechar la autorización hasta que se dé un paso en firme en este sentido.

«Se supone que iba a convertirse en un hotel de cinco estrellas e iba a tener bastante mejor aprovechamiento», ha explicado Saravia. «Había que compensar las plusvalías que se generaban y esa compensación se situaba por encima del millón de euros, y una vez que la empresa tuvo la licencia empezó a tener problemas y no lo han edificado ni han comenzado a hacer la intervención».

«Hemos hablado con ellos desde hace mucho tiempo, no ha habido cambios y por ello en septiembre comenzó a gestionarse la declaración de nulidad de la licencia. Entonces la propiedad ha intervenido por fin e hizo una alegación diciendo que estaban pendientes de un cambio de propiedad con lo que no procedía la declaración de nulidad. Pero si hay algún cambio en este sentido, que además no justifican documentalmente, tampoco tiene nada que ver», ha seguido el concejal de Urbanismo, quien también destaca que se trata de «ordenación urbanística» y «si hubiera otra situación se volvería a hablar del tema».

Saravia también ha querido recordar que, por norma general, estas licencias suelen contar con una vigencia de seis meses. «Fíjense desde 2007 lo que ha pasado».