El Norte de Castilla

Las escuchas policiales sitúan en Valladolid a la 'Charlín' y su marido para comprar 6 kilos de heroína

  • La acusación pública les responsabiliza del laboratorio desmantelado en un chalé de Fuensaldaña

Los 'pinchazos' telefónicos de la Policía Nacional sitúan a primeros de diciembre de 2013 en Valladolid a la 'Charlín' María Yolanda C.M. y su marido, el hondureño Walter V.R, con motivo de sus supuestas negociaciones con los responsables del primer laboratorio de heroína descubierto hasta entonces en España para la compra de 6 kilos de dicha sustancia que, según sostiene el Ministerio Fiscal, pretendían comercializar en Galicia.

Así lo ha mantenido uno de los integrantes del grupo antidroga de Galicia (Greco) durante la tercera jornada del juicio que se sigue en la Audiencia de Valladolid contra la 'conexión' gallega integrada por la citada pareja y Víctor Ramón D.P, así como contra otros seis procesados-cinco de ellos han pactado ya su condena y un sexto acepta seis años pero niega que formara parte del grupo- a los que la acusación pública responsabiliza del laboratorio desmantelado en un chalé de Fuensaldaña.

Durante su declaración, el referido agente, que ha declarado por videoconferencia desde Pontevedra, ha explicado que entre las escuchas telefónicas realizadas a los acusados figura la mantenida entre María Yolanda C.M, sobrina del patriarca de los 'Charlines'; su marido, y el también procesado Carlos P.H, 'cerebro' del laboratorio montado en Fuensaldaña, quienes quedaron verse en Valladolid a primeros de diciembre de 2013.

«Seis para mañana»

Fue el día 1 de dicho mes cuando el matrimonio y su interlocutor se encontraron en Valladolid y en el transcurso de la reunión, como así ha relatado el 'antidroga', Carlos P.H. llamó con su teléfono móvil al responsable de manipular la droga, el turco Hassan H.Y. ('Dimitri'), para encargarle «seis para mañana», en clara alusión a los 6 kilos de heroína que, casualmente, tres días después localizó la policía dentro de la guantera de un vehículo que acababa de salir del laboratorio con destino, supuestamente, a Cambados.

Días antes, el testigo, en declaraciones recogidas por Europa Press, asegura que Carlos P.H. había mantenido también conversaciones telefónicas con el también gallego Víctor Ramón D.P, al que dio instrucciones de cómo llegar al chalé de Fuensaldaña, y todo ello, según la tesis de la fiscal del caso, de cara a la visita que este último y otra persona no identificada efectuaron, presuntamente, al laboratorio el 28 de noviembre con el fin de conocer su funcionamiento e informar a la 'Charlín' y su esposo sobre la posibilidad de hacer un pedido de mercancía.

«Carlos llamó por el móvil a Hassan y le dijo: abre, que vengo con unos primos», ha relatado el policía respecto del viaje, preparatorio de la adquisición de heroína, que Víctor Ramón D.P. y otra persona efectuaron el 28 de noviembre hasta la provincia de Valladolid para conocer el funcionamiento del laboratorio, donde se intervinieron distintas sustancias por valor superior a los 700.000 euros.

El integrante del Greco y otros compañeros del grupo, todos ellos por videoconferencia, han explicado que las escuchas telefónicas estaban centradas en Carlos P.H, «que cuenta con contactos en Madrid, Galicia y Valladolid», en el marco de una investigación a primeros de 2013 ante la supuesta llegada a las costas gallegas de mil kilos de cocaína pero que luego derivó en otra centrada en el primer laboratorio de transformación de heroína en España.

Repetir la testifical

La anécdota de la jornada se ha producido en forma de apagón de luz, de tan sólo unos segundos, que ha dejado sin fluido el ordenador de la secretaria judicial que estaba grabando la prueba testifical, con lo que la vista ha tenido que ser suspendida momentáneamente y podría obligar a repetir la totalidad de la prueba, ya que los testimonios de los agentes no habían quedado registrados.

Aunque los servicios técnicos del Ministerio de Justicia, en Madrid, tratan de recuperar los archivos, el presidente de la Audiencia Provincial, Feliciano Trebolle, ha emplazado a las partes para este miércoles para darles a conocer si dicha labor ha dado sus frutos o, en caso contrario, se hace necesario volver a tomar declaración a la práctica totalidad de los testigos de la tercera sesión del juicio.

En el supuesto de que hubiera que repetirse la prueba, el magistrado y sus otros dos compañeros de Sala habrán de decidir si practican de nuevo la misma o la excluyen de la causa, como así han solicitado los letrados defensores de la 'Charlín' y los otros dos procesados gallegos.

Y es que estos últimos, en contra del criterio de la fiscal, alegan que la repetición de la prueba privaría de «espontaneidad» la declaración de los testigos y, por ello, sus testimonios «estarían contaminados y viciados de nulidad».

Pese a este contratiempo técnico, el tribunal confía en concluir el juicio entre las sesiones previstas para este miércoles y el jueves, día en el que se procederá a la escucha de parte de los 'pinchazos' telefónicos y, acto seguido, las partes expondrán sus informes definitivos.

Pactadas ya las condenas por parte de seis de los procesados--tan sólo uno de ellos discrepa respecto de la agravante de grupo organizado--, el proceso judicial se centra en la persona de la 'Charlín', su esposo y Víctor Ramón D.P, para quienes la acusación púiblica interesa penas de ocho años de cárcel y multas de 1.400.000 euros.

Sin embargo, estos tres últimos mantienen sus inocencia. La pareja alega que su viaje a Valladolid fue únicamente para compartir mesa y mantel con Carlos P.H, a quien María Yolanda dice conocer desde hace dos décadas y al que obsequió con unas vieiras, mientras que el tercero en discordia sostiene que en un viaje de camino a Madrid hizo escala en la capital del Pisuergara para interesarse por un vehículo de segunda mano propiedad del 'cerebro' del laboratorio.