El Norte de Castilla

«El que busca solo dinero, se arriesga a cerrar el primer año»

Carlos Vico, antes de pronunciar su conferencia en Valladolid.
Carlos Vico, antes de pronunciar su conferencia en Valladolid. / R. OTAZO
  • Carlos Vico explicó a la IV Muestra de Emprendedores cómo sobrevivir en entornos inhóspitos y en la crisis

Carlos Vico (Igualada, 1980) trabajó en la construcción durante años, con una empresa de carpintería de aluminio en la que dice ganó «mucho dinero». Pero llegó la crisis, y se arruinó económicamente por los impagos en cascada. Ayer explicó en una conferencia en el marco de la IV Muestra ‘Nuevas ideas para nuevos tiempos’, cómo ser ‘Superviviente’, (el título de su obra, en la que relata sus viajes por los Alpes o Groenlandia).

–¿Cuál es su historia?

–Es la de una persona que lo tuvo todo, una empresa, coches, situación social y familia, y lo perdió con la crisis. También es el reflejo de cómo con tesón y trabajo se puede salir adelante reiventándose.

–¿Y cómo ha sido?

–Miré a la montaña y fundé una escuela de supervivencia. Aunque no lo parezca, esta circunstancia contribuye en el día a día a fortalecer interiormente a las personas.

–¿Qué es lo peor que ha dejado atrás a sus 35 años?

–Se rompió mi pareja, por lo que perdí a la familia y a mis hijos.

–¿Qué recomendación hace a los jóvenes emprendedores?

–Les diría que se debe creer en uno mismo y en las ideas. Las cosas no deben ser rápidas. Yo he tardado seis años en poner en marcha la escuela y ahora vivo de lo que me gusta. El que busca dinero, se agobia y corre el riesgo de cerrar la empresa el primer año. El tiempo es necesario.

–¿Las administraciones facilitan el proceso del emprendimiento a los jóvenes?

–No. Pero también la sociedad tiene parte de culpa, porque está instalada en el miedo. Sacar adelante un proyecto empresarial es complicado hoy en día. Salir de una sociedad de confort supone un riesgo. Nadie quiere invertir en las nuevas ideas.

–¿Volveremos a repetir los mismos errores de la crisis?

–Totalmente. A la gente le gusta la comodidad y el dinero. Es un gran error que forma parte de la historia de la humanidad.