El Norte de Castilla

¿Dónde aterrizan los Rover que se envían a Marte?

Cráter del monte Olympus, en Marte.
Cráter del monte Olympus, en Marte. / FOTO ESA (AGENCIA ESPACIAL EUROPEA)
  • Las condiciones del planeta rojo obligan a circunscribir el lugar de aterrizaje a una zona conocida como Meridiani Planum

Aterrizar en Marte. Dicho así, casi nada. Con una superficie de 144,8 millones de kilómetros cuadrados y un ecuador de unos 6.794 kms. -la mitad del de la Tierra, aproximadamente-, buscar un buen sitio para tomar tierra sin problemas no es sencillo. Y desde luego tampoco es cosa de dejarlo al azar. EN realidad, las misiones que viajan a Marte tienen un destino concreto, llamado Meridiani Planum, muy cercano al ecuador marciano.

¿Dónde aterrizan los Rover que se envían a Marte?

/ La elipse marca el lugar en el que estaba previsto el aterrizaje de la sonda Schiaparelli, en el Meridiani Planum. FOTO ESA (AGENCIA ESPACIAL EUROPEA)

Abel Calle, presidente de la Sección de Física de la Universidad de Valladolid, explica que el lugar ideal debe reunir una serie de condiciones. La primera es que sea «de costa», es decir, que sea una zona en la que se supone que ha habido agua, porque es mucho más probable que existan restos de vida microscópica. En segundo lugar debe ser un lugar bajo, un 'valle'. La atmósfera de Marte es muy tenue y la sonda, ayer, debía reducir su velocidad en seis minutos desde los 21.000 kilómetros por hora hasta detenerse por completo. Si el punto de aterrizaje es muy elevado, podría alcanzar el suelo a demasiada velocidad y estrellarse. No es broma. El volcán Olympus, situado en suelo marciano, se eleva 22 kilómetros del suelo.

También debe tratarse de un lugar soleado, sobre todo para aquellos robots que funcionan con baterías y placas solares (no es el caso de la sonda Schiaparelli, pero sí del Rover). Y debe tenerse en cuenta que en algunas zonas del planeta rojo se producen fuertes tormentas de arena que podrían provocar daños en las máquinas.

«Para el Rover que llegará en 2020 se contemplan cuatro posibles puntos de aterrizaje cerca de donde llegará la sonda», explica Abel Calle.