El Norte de Castilla

fotogalería

/ Jota de la Fuente

Más de un millar de personas disfrutan de 'Una mañana en la ribera de Arroyo'

  • 900 personas culminaron la jornada compartiendo una paella en el anfiteatro de La Vega

Vecinos, amigos y visitantes disfrutaron de una sensacional ‘mañana en la Ribera de Arroyo’. Más de mil personas participaron a lo largo de la mañana de ayer de las actividades al aire libre, convocadas por El Norte de Castilla y el Ayuntamiento de Arroyo de la Encomienda, que se celebró desde las 9:30 horas de la mañana en el Parque lúdico de la ribera de Arroyo, en la zona del anfiteatro de la urbanización La Vega. Justo Muñoz, y Coca-Cola fueron los colaboradores del evento.

galería de fotos

  • Una mañana por la ribera de Arroyo (1/3)

  • Una mañana por la ribera de Arroyo (2/3)

  • Una mañana por la ribera de Arroyo (3/3)

Poco después de las diez y media de la mañana, familias al completo, incluso con niños bien pequeños en silla, comenzaron el recorrido por el Parque Lúdico, hasta llegar al parque del Socayo, regresando al punto de partida. La marcha se realizó con temperatura fresca y el cielo nublado, aunque según avanzó la mañana, el termómetro comenzó a subir hasta que a última hora lució el sol, culminando una mañana extraordinaria de ocio, deporte y salud. Los voluntarios de Protección Civil de Arroyo se encargaron de coordinar el dispositivo, abrir y cerrar la marcha y velar en todo momento por la seguridad de los andarines y resto de actividades durante toda la mañana.

Zumba

Posteriormente se celebró una master class de Zumba que animó el espíritu y terminó de agotar los cuerpos de los asistentes. Aquí especial éxito tuvo la actividad entre las mamás y las chicas. Mientras, niños y padres pudieron disfrutar de los hinchables, o de los concursos de pintura rápida y fotografía con móvil, mientras recuperaban fuerzas bebiendo agua o refrescos isotónicos ofrecidos por la organización.

La paella que se repartió a partir de las dos, compartida por más de 900 personas, culminó la segunda edición de ‘Una mañana en la Ribera de Arroyo’, con buena vista por parte de los cocineros, que nada más llegar, y en vistas del ambiente y participación, decidieron hacer más raciones de las previstas para que nadie se quedara sin su degustación de arroz con la que calmar el hambre. Los grupos acomodados en mesas disfrutaron de un buen mediodía y buena parte de la tarde en un entorno totalmente natural y recomendable.

«Mañana espléndida»

El alcalde de Arroyo de la Encomienda, José Manuel Barrio, vivió la mañana en la ribera junto con los vecinos del municipio y todos los visitantes, saludando y comentando los avatares del día a día en Arroyo. Estuvo presente en la entrega de premios, participó en ella y degustó su ración de paella recién cocinada.

Barrio calificó su experiencia en la mañana en la ribera de Arroyo como «una mañana espléndida, con buen tiempo, rodeado de familias, con sus niños, gente joven, no tan joven, pero todos bajo el común denominador de disfrutar de una mañana en la ribera que, sin duda, es una buena idea. Da a conocer nuestro municipio, y más en concreto una zona magnífica y muy cuidada, y es una actividad para todos, que en definitiva es algo que buscamos, que sea algo que contente y satisfaga a personas de todas las edades».

Premios

Tres tipos de concursos se habían planteado desde la organización para animar a la participación a las personas que acudieron al evento, un concurso de fotografías con móvil, un concurso de pintura rápida, y varios premios fomentando la participación. Todos los premios consistían en un vale por un importe de 30 euros de Justo Muñoz, cuatro entradas para el próximo partido del Real Valladolid frente al Sevilla Atlético, una batería externa, un regalo de Go-Fit y una suscripción gratuita durante 15 días a la edición digital de El Norte de Castilla a través de Kiosko y Más, además de un trofeo.

En categoría selfie ganó Diego Melgar, el paisaje venció Inés Calderón, mientras que, en la categoría de foto curiosa, el vencedor fue Álvaro Martínez. Respecto a los concursos de pintura rápida, los premiados fueron Nerea Álvarez, de seis años, Celia Martín, de cinco años, y Sebastián de Arriba, de cuatro años.

Alex Calleja Corrales, con cuatro meses y medio de edad fue el participante de menor edad, mientras que Julio Hidalgo Rodríguez, de 81 años, el de mayor edad participante en la marcha vespertina. El premio al grupo familiar más numeroso fue a parar a la familia Parra, de Simancas, compuesta por 19 miembros. Todos ellos ganaron una comida o cena en el restaurante del hotel Enara de Valladolid.