El Norte de Castilla

fotogalería

Jura de bandera de civiles. / Jota de la Fuente

Más de un centenar de civiles juran bandera en Zaratán

  • Numeroso público se congregó entorno al acto para seguirlo con atención, despidiendo al escuadrón con vítores y aplausos al término del acto

La plaza Mayor de Zaratán acogió a mediodía un acto castrense en el que 120 civiles juraron y prometieron fidelidad a la Bandera de España en un sencillo y emocionante acto, bajo la presidencia de la alcaldesa del municipio, Susana Suárez y del Coronel Jefe de la Base Aérea de Villanubla y Ala 37, Rafael Monteagudo Coma. Numeroso público se congregó entorno al acto para seguirlo con atención, despidiendo al escuadrón con vítores y aplausos al término del acto.

galerías de fotos

  • Jura de bandera de civiles en Zaratán (1/2)

  • Jura de bandera de civiles en Zaratán (2/2)

El acto contó con la presencia del Ala 37 del Ejército del Aire de la Base Aérea de Villanubla, desde donde trasladaron su estandarte, la banda de música del Ala del Ejército del Aire de la Base Aérea de la Virgen del Camino (León), así como los gastadores de la de Villanubla. Comenzó con un discurso de la alcaldesa de Zaratán, para seguir con la jura de Bandera, un discurso del Coronel Monteagudo, para terminar con la ceremonia de Homenaje a los Caídos. Previamente, los soldados cantaron el himno del Ejército del Aire. Especialmente sentido resultó el instante en el Suárez y Monteagudo depositaron la corona de laurel al pie de la cruz instalada en un lateral de la plaza Mayor, mientras sonaban los acordes del himno “La muerte no es el final”, cantada por voces con un nudo en la garganta. El acto concluyó con un desfile de los soldados presentes en el acto, al que también acudieron el Subdelegado del Gobierno en Valladolid, Luis Antonio Gómez Iglesias, así como varios concejales de Zaratán, alcaldes y concejales de municipios cercanos, así como Alberto Collantes, Diputado Provincial.

El Coronel Monteagudo se dirigió a los presentes indicando que «la Bandera no es patrimonio exclusivo nuestro. Es un símbolo de soberanía e independencia. Nos representa a todos, con nuestro pasado, presente y futuro. Se trata de mucho más que un emblema». Susana Suárez, por su parte, muy emocionada durante todo el acto, expresó su gratitud a los presentes resaltando que «son tiempos difíciles donde hacen falta gestos como éste, de compromiso, de valorar nuestro país, nuestras señas de identidad, de valorar a quienes nos defienden y nos protegen, de respeto hacia nuestra constitución y, sobre todo, son momentos en los que tenemos que demostrar que estamos unidos y que vamos a defender nuestra nación».