El Norte de Castilla

Unidad de hemodinámica del Hospital Clínico de Valladolid cerrada por las goteras.
Unidad de hemodinámica del Hospital Clínico de Valladolid cerrada por las goteras. / Henar Sastre

El Clínico intentará reabrir una de las dos salas de Hemodinámica el lunes

  • Sacyl tardará al menos tres meses en poder estrenar el nuevo servicio para cateterismos al estar ligado a la apertura de la UCI y Coronarias

La avería ocasionada por el mal estado del edificio tras las lluvias del pasado miércoles con la inundación en la séptima planta del Hospital Clínico dejarán definitivamente inutilizada una de las dos salas de Hemodinámica y, respecto a la otra, Sacyl espera poder reabrirla este lunes tras su evaluación y pruebas durante este fin de semana. Así lo ha manifestado el consejero de Sanidad, AntonioMaría Sáez Aguado, quien reconoce que, «efectivamente», el inmueble está «en muy malas condiciones, es muy antiguo y precisamente por ello está inmerso en plenas obras».

En cuanto a la solución definitiva, la de la puesta en marcha prevista de la zona de Hemodiálisis con tres salas de nueva construcción y aparataje, todavía «habrá que esperar al menos unos tres meses. Están equipadas pero, por razones prácticas y de seguridad, nos aconsejan que su apertura se realice a la par que la de la UCI y Coronarias, porque unas deben de estar cerca de otras. Esto implica que, para abrir estos últimos servicios, haya que recurrir a un procedimiento de adquisición del equipamiento por la vía de urgencia. Algo inusual en la Junta. Estamos trabajando en todo ello; pero será hacia febrero o marzo –reconoció– cuando podamos abrir la nueva unidad».

Explicó el responsable sanitario que si todo va bien y se puede reanudar la actividad en la sala menos dañada este lunes, el problema será menor; pero aun así Sanidad ha adoptado diversas medidas para hacer frente a la atención, diagnóstico y tratamiento, en este servicio que es, además, de referencia autonómica. Así, explicó que hay una sala en el servicio de Radiología Intervencionista que puede ser polivalente pero que se utiliza para determinados procesos, como los ictus y no siempre está libre. Por ello, Sacyl también derivará algunos de los pacientes afectados por el cierre de las inundaciones al hospitalCampo Grande, del Grupo Recoletas. Concretamente, se atenderán en el Clínico, en otras dependencias, o en el privado vallisoletano a los pacientes del área Este de salud, a la que le corresponde el Clínico, y a los de Segovia.

Por otro lado, explicó el consejero, también se derivarán pacientes de Palencia a Burgos y hemos activado para algún enfermo de los programados la colaboración de los complejos asistenciales de León y Salamanca».

En esta unidad se realizan cateterismos, coronariografías diagnósticas, angioplastias o implantación de válvulas cardiacas, entre otros muchos procedimientos. Así, el servicio de Cardiología del Clínico atiende unos 3.359 pacientes al año –en cifras de 2015– en hemodinámica diagnóstica y otros 3.188 para tratamientos.

Equipamiento

Según explica Sacyl, el pasado 28 de marzo se firmó con la empresa Philips, que resultó la adjudicataria, el contrato para el suministro de dos salas de hemodinámica con destino al Clínico; así como la ejecución de las obras necesarias para su instalación y puesta en funcionamiento efectivo por un importe de 2.311.977 euros. La empresa adjudicataria ofertó, por ese mismo precio, una tercera sala y su correspondiente obra.

Así, las tres salas han sido ya instaladas y recibidas de conformidad por la Administración sanitaria. Actualmente, está pendiente la compra de otro equipamiento asociado para este mismo servicio de Hemodinámica, así como el traslado de otra desde su ubicación actual en el hospital al nuevo bloque técnico.

El sindicato UGT reitera su petición de agilizar la apertura de las nuevas salas cuanto antes y medidas para no estar solucionando con parches los continuos problemas del edificio.