El Norte de Castilla

Canales y Rafael Amargo brindan con vino por Mariemma

fotogalería

Canales y Amargo, en la fiesta. / AGAPITO OJOSNEGROS

  • Grandes figuras de la danza depositaron los primeros racimos del vino que elaborará Bodegas Arbás en Piñel de Arriba

Hace escasos días, el reconocido chef peruano Gastón Acurio reconoció en una entrevista: «Si todos llevamos bienestar a las personas, esto solo nos puede conducir a cosas buenas». No cabe duda de que también en ese empeño están a diario disciplinas como la danza o el vino: llevar bienestar y disfrute a todo el mundo. Dos artes que antes de salir al escenario o depositarse sobre el mantel requieren de mucho trabajo y esfuerzo para que el resultado final, una vez que se levanta el telón o se retira el corcho, sea todo un deleite para los sentidos.

Fotos

  • Homenaje a Mariemma en las Bodegas Arbás de Piñel de Arriba (1/2)

  • Homenaje a Mariemma en las Bodegas Arbás de Piñel de Arriba (2/2)

Este miércoles, con parón en la vendimia por la lluvia, se reunían en las instalaciones de Bodegas y Viñedos Arbás –en la localidad de Piñel de Arriba, comarca de Peñafiel–, un nutrido ramillete de importantes nombres del baile y de la danza española para sumarse al primer homenaje que se rinde –ante el aniversario que se acerca– a uno de los mayores referentes de este arte: Mariemma. Se trata del primer reconocimiento de otros tantos que se realizarán durante el 2017, año en el que se celebrará el centenario del nacimiento en Íscar de la bailarina.

Este homenaje del día festivo, tras la vendimia, la fermentación y la crianza, en unos meses se tornará en uno de los vinos emblema de la elaboradora ribereña Arbás, el que en su día fue bautizado con el nombre de un paso de baile: el Rond de Jambe. Para tan especial ocasión, esta vez llevará ilustre apellido: Rond de Jambe-Centenario Mariemma.

Entre las caras más conocidas y reconocidas, acudieron a este acto homenaje bailarines como Antonio Canales o Rafael Amargo, quienes reconocieron haber bebido de las sabias fuentes artísticas de la iscariense. Incluso, el más veterano, Canales, rememoró alguno de los buenos momentos compartidos en la casa de Mariemma. Amargo reseñó lo importante del encuentro porque, como destacó, en su profesión no suelen darse este tipo de reuniones, como sí sucede en el mundo del cine, el teatro… Y, además, con un motivo tan importante como rendir homenaje a una de las más grandes de todos los tiempos de la danza nacional, y en un marco como el de una bodega de la Ribera del Duero que marida vino y danza como filosofía. De hecho, ya en 2012 elaboró un Rond de Jambe Mariemma.

El bodeguero, Jesús Arbás, y su esposa Mayte Bajo –profesora de la Escuela Profesional de Danza de Valladolid– ejercieron de anfitriones en la que es su casa ribereña. Tras explicar a los congregados el proceso de elaboración del vino, Arbás invitó a que despalillasen a mano los primeros racimos con cuyas uvas y su mosto se elaborará el vino Ronde de Jambe-Centenario Mariemma.

Así que tras remangarse, a Rafael Amargo y a Antonio Canales se les fue sumando lo más granado de la profesión, como los máximos responsables del Real Conservatorio Profesional de Danza Mariemma: Mar Mel, Nuria Pascual, Arancha Carmona, Paco Pozo y Mariló Uguet; la directora de la Escuela Profesional de Danza de Valladolid, Clara Blanco, y su compañera en la EPDVA, Carmen Orta. También asistieron las máximas responsables de los conservatorios superiores de danza María de Ávila y Carmen Amaya, Fuensanta Ros y Mar López (respectivamente); y otros destacados coreógrafos y bailarines como Fernando Romero, Paloma Gómez, Julia Estévez o Manuel Sánchez.