El Norte de Castilla

Valladolid dejará de prestar en enero el servicio de bomberos a los alrededores de la capital

Valladolid dejará de prestar en enero el servicio de bomberos a los alrededores de la capital
Efectivos anti incendios de la Diputación apagan un incendio.
  • El Ayuntamiento aprobará hoy una moción para denunciar el convenio con la Diputación, que deberá reestructurar los parques de la provincia para atender al alfoz

No hay acuerdo. No lo hubo ayer y tampoco está previsto que lo haya antes del próximo 30 de octubre, plazo que el Ayuntamiento de Valladolid se ha fijado para renovar el convenio por el que presta el servicio de extinción de incendios y salvamento a 36 municipios del alfoz. La diferencia entre el millón de euros que el Ayuntamiento ha solicitado a la Diputación por este servicio y los 281.000 que esta institución está dispuesta a aportar derivará hoy en la previsible aprobación de un moción por la que el Ayuntamiento manifiesta su intención de denunciar el convenio si la Diputación no aporta la cantidad solicitada.

Tanto el concejal de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento, Luis Vélez, como el diputado de Incendios y Protección Civil, Artemio Domínguez, dieron ayer por roto el convenio aunque con la predisposición a seguir negociando en otros términos y en un marco completamente distinto. El convenio terminará así el próximo 1 de enero de 2017, con la obligación por tanto de la Diputación de estudiar una nueva alternativa para atender a los vecinos del alfoz. «En el momento en que mañana [por hoy] el Pleno del Ayuntamiento apruebe la moción estamos en otro marco. Eso sí, queremos dejar muy claro que los vecinos del alfoz siempre estarán atendidos porque nuestro servicio les prestará esa atención», señaló el diputado de Incendios y Protección Civil, Artemio Domínguez.

La Diputación tiene ya sobre la mesa varias posibilidades con las que afrontar esta nueva situación. Será en unos días cuando dé a conocer la reestructuración del servicio, que todo parece apuntar a que pasará por el refuerzo de alguno de los parques de bomberos ya existentes –previsiblemente Tordesillas, por la proximidad a Valladolid– para prestar este servicio a los municipios más cercanos de la ciudad.

Traslado o refuerzo

«Nuestros servicios les van a atender y si tenemos que pagar en un momento determinado al Ayuntamiento por el apoyo lo haremos, pero lo que nunca vamos a hacer es disminuir la calidad del servicio en el alfoz», señaló el diputado, quien apuntó a que la intención será sentarse de nuevo a hablar las dos administraciones.

Aunque en los últimos meses se ha barajado entre las posibilidades el traslado de uno de los parques ya existentes a alguno de los municipios del alfoz, el diputado provincial recordó ayer que es una posibilidad que ha estado sobre la mesa pero incidió en que habrá que esperar.

El Ayuntamiento, por su parte, lamentó ayer a través del concejal Luis Vélez el «enrocamiento» de la Diputación sobre la propuesta planteada, que consideró «muy razonable y sensata para que sea beneficiosa para todas las partes». Incidió Vélez en que la moción presentada al pleno de hoy viene marcada por los plazos y su inclusión en el presupuesto de 2017, «porque si no se denuncia el convenio antes del 30 de octubre habría que continuar un año más». En este sentido aseguró que si para entonces no fuera posible la mejora del convenio, «el Ayuntamiento de Valladolid dejará de prestar ese servicio a los municipios del alfoz en contra de nuestra voluntad, pero con el bloqueo que hay que no podemos seguir prestando el servicio».

Entres los municipios afectados estarían algunos de los de mayor población de la provincia, como Laguna de Duero y Arroyo. Municipios con los que Vélez admitió haber tenido contacto para explicar la situación pero aseguró que no se había profundizado ni se ha intentado buscar un acuerdo específico con cada uno de ellos. «La mejor opción es alcanzar un acuerdo con la Diputación y hay que explorar otras opciones para ver cómo damos salida a la situación», insistió y confesó no barajar la opción de cobrar a la institución provincial por servicios de apoyo concretos. «Esa opción no la hemos barajado porque es una mala solución. Soy partidario de alcanzar acuerdo de larga duración», añadió.

Los bomberos de los parques de Valladolid atienden a 136 municipios, núcleos de población y urbanizaciones del entorno de la ciudad con una media de 340 salidas anuales.