El Norte de Castilla

El Ayuntamiento reforzará la figura del agente tutor para prevenir el acoso escolar

  • Incidirá en la formación con un plan específico según el perfil profesional y competencias definidas

El Ayuntamiento de Valladolid ha aprobado hoy por unanimidad reconocer y mejorar la figura del agente tutor por su importancia en la protección de la infancia y adolescencia en los centros escolares del municipio y prevenir así casos de acoso escolar en la localidad.

La moción ha sido presentada por la portavoz del grupo municipal de Ciudadanos, Pilar Vicente, en el pleno ordinario desarrollado esta mañana en el consistorio y ha tenido como principal objetivo fomentar la labor de estos policías municipales que desarrollan un trabajo esencial en la sociedad actual.

Según ha subrayado Vicente y el resto de concejales, esta figura del agente tutor se encarga de velar por el bienestar de los escolares en los centros, prevenir situaciones de acoso y abuso, consumo y venta de drogas o alcohol u otras situaciones de peligro para ellos, informa Efe.

De este modo, el texto aprobado por todos los grupos municipales ha constado de seis puntos, donde se reconoce esta figura y que compromete al Ayuntamiento a reforzar la formación de los agentes con un plan formativo según el perfil profesional y competencias definidas.

Asimismo, se realizarán campañas en los centros educativos para dar a conocer al profesorado, «reticente aún el algunos centros», como ha manifestado la popular Araceli Valdés, la figura de estos agentes tutores, así como reforzar las charlas informativas que se imparten en los centros educativos, mediante la especialización de estos agentes.

Estas charlas y campañas tendrán como foco principal la prevención del acoso escolar en todos los centros de la localidad, algo que debe ser prioritario, según han manifestado todos los grupos municipales.

Otro de los puntos presentes en esta moción y que ha contado con una enmienda del PP, ha versado sobre el fortalecimiento de la coordinación y colaboración entre todas las administraciones, organismos y entidades implicadas en la protección del menor, así como la unificación de criterios de actuación por los propios agentes.