El Norte de Castilla

Abrojo folk, el sueño que sobrevive

brojo folk, el sueño que sobrevive
  • El grupo de música tradicional castellana ofrecerá el concierto ’20 años no es nada’ el 19 de octubre en el Teatro Zorrilla a las 19:30 horas

El grupo de música tradicional castellana Abrojo Folk cumplirá su vigésimo aniversario próximamente, motivo por el que ofrecerá un concierto extraordinario, recopilatorio y de recuerdo de su andadura, el próximo 19 de octubre en el escenario del Teatro Zorrilla de la plaza Mayor de Valladolid, a las 19:30 horas, que se denominará ’20 años no es nada’.

La formación sigue fiel al único objetivo desde sus inicios «difundir e intentar que nuestra música tradicional no se pierda», explica Pedro Fraile, alma mater del grupo y portavoz. En su trayectoria musical Abrojo Folk ha acumulado más de quinientas actuaciones, tanto en nuestra Comunidad como fuera de ella (Cataluña, Extremadura, Comunidad Valenciana o Galicia). Este verano que ahora termina ha sido especialmente activo para los ocho músicos que lo conforman. Desde mayo han ofrecido más de 25 conciertos en los rincones más recónditos de la geografía nacional.

Abrojo Folk lo componen ocho músicos que utilizan en sus conciertos instrumentos propios de la música folk, principalmente de Castilla y León como dulzainas, flautas, pitos, laúd, guitarras, acordeón, panderos, caja, cajón y todo tipo de percusiones. Sus componentes son Pedro Fraile (Voz solista y percusiones), Mario Castán (dulzaina, pitos y flautas), Pilar Prieto (voz solista y percusiones), Manuel Sanz (acordeón, bajo y percusiones), Juan Carlos Mate (voz, acordeón, bajo, guitarra y percusiones), Luis Fernando Sanz (guitarra clásica y acústica), Ángel Levid (voz, laúd, guitarra y clarinete), y Luis Ángel Fernández (dulzaina, pitos y flautas).

El concierto conmemorativo ‘20 años no es nada’ será un recorrido por la amplia trayectoria de Abrojo Folk, «con temas emblemáticos de los tres discos grabados y otros temas nuevos propios del grupo. Invitaremos a personas significativas del folklore castellano, como Candeal, Nuevo Mester, Joaquín Díaz, Jaime la Fuente, Carlos Soto, María Desbordes, Míchel de Tahona y, por supuesto, Librado Rogado, figura muy importante para nosotros. Librado estuvo siete años con nosotros y es un emblema de Abrojo. Compuso el Pasacalles de Abrojo y Pasacalles de Librado, y es un maestro con la dulzaina», adelanta Pedro Fraile, quien reconoce que, desde sus inicios, «Abrojo bebe en las fuentes de Nuevo Mester hace 20 años y nos sentimos muy identificados con ellos». Las entradas se podrán adquirir a partir del 28 septiembre en las taquillas del Teatro Zorrilla y los canales habituales de compra de entradas online.

En el año 2001 grabaron su primer disco compacto, titulado Barrios y lugares, en el que recogieron algunos temas inéditos, incluyendo otros temas más conocidos y tradicionales. Han colaborado en la grabación del CD Con Voz Propia con diversos grupos y artistas locales. Durante el año 2006 ve la luz su segundo trabajo discográfico, bajo el título Remembranzas, con varios temas y adaptaciones propias grabado en los estudios Barlovento de Urueña (Valladolid).

Durante varios años, el portal especializado Mundofolk, ha declarado a Abrojo Folk el grupo más solicitado de la provincia de Valladolid, siendo a su vez uno de los cinco grupos más solicitados en Castilla y León. En el año 2010 Abrojo Folk grabó su tercer disco compacto “Entre trigos y pinares”, un disco en el que ha mantenido su identidad y puesto de manifiesto su progresión con algunos temas propios.

Los miembros de Abrojo reconocen como uno de sus «momentos más especiales la presentación del tercer disco en el Teatro Zorrilla, completamente abarrotado de amigos y personas allegadas. Otro destacado fue la despedida en la Casa de las Artes de Laguna de Duero de Librado Rogado».

20 años de historia y conciertos dan para mucho, pero una de las anécdotas que recuerda Pedro Fraile con añoranza, brillo en los ojos y una gran sonrisa, echando la vista atrás, es la de «una tarde en Arquillinos, un pueblo de Zamora, de cuando tocábamos en remolques. Pensamos que nos habíamos equivocado de día porque no había absolutamente nada preparado ni adorno alguno. El escenario era la plataforma de Paco, según nos dijeron. Al preguntar por él nos dijeron que se había ido a por otro viaje de alpacas, que aún le daba tiempo. La sorpresa fue que montamos sobre la plataforma de Paco y solo había una persona sentada en un taburete delante nuestro al empezar el concierto ¡Solo una! En dos minutos, antes de acabar la primera jota, empezaron a aparecer vecinos como hormigas, cada uno con su silla y se llenó la plaza. Concierto de los más significativos para nosotros».

Seis músicos empezaron en Abrojo, y en la actualidad son ocho, en una formación como Abrojo Folk, «muy estable. Hemos tenido la grandísima suerte de contar con grandes músicos y encontrarnos con buenísimas personas. Disfrutamos de cada ensayado y mucho más en las actuaciones. Ensayamos en el centro cívico El Cascajo de Laguna. Agradecemos al Ayuntamiento de Laguna de Duero que nos ceda durante todo el año el uso de sus instalaciones, así como a Taller Midas, que patrocina el concierto, y a Electricidad Herrera L, que siempre que necesitamos algo, ahí están Tito y sus chicos», resume Pedro Fraile.

Algo constante desde hace 20 años en Abrojo Folk es su ímpetu porque se dé cabida a la música tradicional. «Son nuestras raíces y es el legado que nos han dejado nuestros mayores. Es nuestra obligación cuidar ese legado, ampliarlo y trasmitirlo a nuestros hijos y nietos. Hay suficientes fiestas en los pueblos para que, los que nos dedicamos a esto, podamos dar en el escenario lo que llevamos dentro. Nosotros no nos podemos quejar, pero hay otros grupos que desaparecen por no poder subsistir. Debemos amar y defender lo nuestro», concluye Pedro Fraile.