El Norte de Castilla

La conversión del Cerro de San Cristóbal en un parque costará un millón de euros

vídeo

El concejal Manuel Saravia recorre el cerro, acompañado del director de Calidad Ambiental de la Junta, José Manuel Jiménez. / G. VILLAMIL

  • El Ayuntamiento espera la colaboración de la Junta para transformarlo en un espacio de recreo

. Será, tras el gran espacio de recreo inaugurado en el Cerro de Las Contiendas en 2011 (68 hectáreas), el segundo parque forestal de Valladolid. Al igual que el primero, ofrece una vistas espectaculares de la ciudad, aunque en este caso la accesibilidad es más complicada al no haber zonas residenciales en su entorno. El Ayuntamiento de la capital tiene el firme empeño de recuperar para el disfrute ciudadano el Cerro de San Cristóbal, presidido desde 1961 y hasta el pasado mes de febrero por el monumento a Onésimo Redondo, retirado en cumplimiento de la Ley de la Memoria Histórica.

El terreno, con una superficie de 23,4 hectáreas y que permite otear desde más de 150 metros de altura una atractiva panorámica del municipio, pertenece a Patrimonio de Estado, aunque está adscrito al Ministerio de Industria, con el que el Consistorio ya ha iniciado contactos para lograr su cesión.

La idea ronda desde hace tiempo en los despachos municipales. En la última campaña electoral, el exalcalde Javier León de la Riva ya lo incluyó en su programa, aunque la reivindicación es mucho más antigua. Concretamente, data de principios de los años ochenta cuando los entonces dirigentes de la Asociación Familiar Delicias reclamaron, a través de un escrito en El Norte, la retirada de la efigie de Redondo y su sustitución por un mirador que pudiera ser utilizado por todos los vallisoletanos.

El concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, y del director general de Calidad y Sostenibilidad Ambiental de la Junta, José Manuel Jiménez, visitaron ayer esta planicie para plantear qué actuaciones serían necesarias para darle vida. Según adelantó el edil, el presupuesto para adecuarlo y convertirlo en un lugar de recreo rondará el millón de euros, una partida en la que se quiere implicar al Ejecutivo regional como ya se hizo con el mirador de las Contiendas, cuyo coste alcanzó los cuatro millones.

El proyecto, aún en mantillas, prevé la creación de varias sendas para el paseo y la instalación de varios miradores de madera en los cuatro puntos cardinales para disfrutar de unas vistas, que permiten incluso apreciar la sierra del Guadarrama en días despejados, según subraya Saravia.

Dos nuevos accesos

Importante es facilitar la llegada al que sería el segundo gran balcón verde de Valladolid. El concejal recuerda que ahora hay un único acceso desde la ladera que da al municipio de La Cistérniga. «Habría que crear otros dos, uno desde la Carretera de Segovia y el tercero desde el polígono industrial de San Cristóbal», avanza el responsable del área de Urbanismo del Ayuntamiento.

Dentro de la intervención, también se plantea retirar el vallado que acota varias zonas. Únicamente quería vedado el paso a la zona sensible que ocupan los repetidores de televisión y antenas de radio que coronan el cerro, con alturas de entre los ochenta y los cien metros. Durante la visita realizada ayer también se observó la necesidad de realizar tratamiento selvícolas y de desbroce en las laderas y regenerar la vegetación en la pendiente que cae hacia la Carretera de Soria.

Actualmente, esta loma atrae a algunos andarines y aficionados a la bicicleta. El Ayuntamiento cree que poniéndola al día se podría convertir en un lugar de referencia para el ocio ciudadano con áreas para realizar ejercicios, espacios de columpios, merenderos o rutas interiores. Esos detalles aún están por determinar por parte de los responsables de las áreas implicadas, la de Urbanismo y la de Medio Ambiente.

infrautilizado

Manuel Saravia confía en que la Junta de Castilla y León se implique financieramente en este proyecto, que dotaría de un pulmón verde, ahora infrautilizado por el estado general del espacio, a la zona sur de la ciudad. El Ayuntamiento ya ha enviado al Ministerio de Industria la petición y espera que el interés que el proyecto ha despertado en la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta pueda contribuir a cerrar un acuerdo cuanto antes.

La anterior intervención realizada en Valladolid en uno de estos alcores que jalonan el municipio ha sido un éxito rotundo. Fue en 2011, con el anterior equipo de gobierno municipal, cuando el Cerro de las Contiendas, un otero desaprovechado al que únicamente subían algunos para buscar intimidad en sus encuentros sexuales, se transformó en un lugar de referencia para el paseo, el deporte o la celebración de competiciones de todo tipo.

Con la plantación de más de 20.000 árboles y 40.000 arbustos, esta zona se transformó por completo y se convirtió en un punto de atracción para el ocio de los vallisoletanos, especialmente de los barrios de sus faldas: Villa de Prado, Girón o Huerta del Rey. Con la misma idea trabaja ahora el Ayuntamiento de Valladolid para el alto de San Cristóbal tras perder el monumento franquista.