El Norte de Castilla

Roberto Díez, alcalde de Peñafiel.
Roberto Díez, alcalde de Peñafiel. / A. O.

El alcalde de Peñafiel destituye a los portavoces de C's y el PSOE en la Junta de Gobierno

  • Serán sustituidos por los concejales de Izquierda Unida y del PP

La decisión del alcalde de Peñafiel, Roberto Díez –del PP–, de destituir a los portavoces municipales de Ciudadanos y del PSOE en el Ayuntamiento –ambos en la oposición– de la Junta de Gobierno Local ha motivado un creciente malestar en los grupos afectados. Al socialista Javier Herrera y al edil de la formación naranja, Javier Puerto, les sustituirán los concejales de Izquierda Unida y del Partido Popular José Luis Posac y Ascensión Rodríguez, respectivamente.

De esta forma, el citado órgano queda formado por cuatro miembros del Partido Popular, entre ellos el presidente que recae sobre el alcalde, y uno más que ahora sería el portavoz de IU. Recientemente este edil manifestó su voluntad de facilitar la gobernabilidad apoyando al actual equipo de gobierno –PP– que está en minoría a falta de un voto.

Estas destituciones no han caído bien en los dos partidos aludidos. Javier Puerto, tras ser preguntado por ello, apuntó que «esta es otra maniobra más de la cúpula del PP para obstruir la labor de vigilancia que ejerce la oposición».

Desde el Partido Socialista, Herrera califica la decisión de «arbitraria y caciquil», y ha anunciado que presentarán un recurso a lo que tilda de «decretazo». El portavoz socialista ha señalado que se le ha destituido «sin ningún tipo de explicación después de casi seis años en la Junta de Gobierno».

De esta forma el alcalde «cercena» la participación en los órganos de gobierno, a lo que ha añadido que «la situación del Ayuntamiento de Peñafiel es insostenible; el alcalde aplica políticas más propias del pasado».

El regidor ha explicado por su parte que la función del citado órgano es asesorarle, formándose el mismo vía decreto de Alcaldía al ser su competencia. En cuanto a los ceses y la remodelación de la Junta de Gobierno, según Díez, estos responden a la solicitud del portavoz de Izquierda Unida-Toma la Palabra de formar parte de ella y del ofrecimiento del propio alcalde al portavoz de Candidatura Independiente de integrarse en este organismo, algo que ha declinado. Por ello, finalmente se ha decidido que sea una concejala del equipo de gobierno la que sustituya a uno de los cesados.

«Me parece bien que puedan participar en este órgano todos los grupos políticos», ha indicado el alcalde, quien ha anotado que la Junta de Gobierno «está compuesta por cinco concejales, que se ofrecieron un máximo de dos a los grupos de la oposición».