El Norte de Castilla

14 personas fallecieron el pasado año en accidentes en carreteras secundarias de Valladolid

  • La DGT pone en marcha una campaña para la intensificación de la vigilancia, control y concienciación de los riesgos en la circulación por vías convencionales

En 2015 se produjeron 23.729 accidentes con víctimas en las carreteras convencionales, en las que fallecieron 971 personas, hecho que lleva a la Dirección General de Tráfico a poner en marcha desde hoy y hasta el próximo domingo 9 de octubre, una campaña para la intensificación de la vigilancia, control y concienciación sobre los riesgos que existen en la circulación por carreteras convencionales.

En Castilla y León, se produjeron 84 accidentes mortales en las carreteras convencionales, en las que fallecieron 105 personas (14 fallecidos en la provincia de Valladolid).

Este tipo de campañas intensivas y planificadas en un periodo de tiempo concreto tienen como principal objetivo llamar la atención de los conductores sobre las peculiaridades de estas vías, al tiempo que concienciar a los distintos usuarios de la necesidad de tener un comportamiento correcto y seguro al volante.

Durante los siete días de campaña, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil comprobarán que se cumplen los límites de velocidad establecidos en las carreteras, que los adelantamientos se realizan de forma correcta, que se conduce sin la presencia de alcohol y/o drogas, que se hace uso del casco y de los sistemas de retención o que la documentación tanto del conductor como del vehículo es correcta, es decir, todos y cada uno de los comportamientos necesarios para llegar a conseguir el objetivo de 0 fallecidos.

En Castilla y León se establecerán más de 1.000 controles, con un dispositivo formado por 950 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. En la provincia de Valladolid se establecerán 271 controles, con un dispositivo formado por 105 agentes.

Además de la vigilancia a pie de carretera, la vigilancia también se realizará desde el aire con los helicópteros de los que dispone la DGT, incluidos los Pegasus.

Como complemento a dicha vigilancia, las redes sociales en las que la DGT está presente (Twittter @DGTes, Facebook DGTes y Youtube) informarán sobre cuestiones prácticas, interesantes para los distintos usuarios de la vía, relacionadas con este tipo de carreteras, así como infografías didácticas o videos que conciencien de la necesidad de realizar una conducción responsable y segura.

Motivos más que suficientes

Algunos de los motivos que llevan a la DGT a realizar periódicamente campañas intensivas en carreteras convencionales son el elevado número de fallecidos, 971 en 2015, 14 más que en 2014, y los 3.780 heridos hospitalizados como consecuencia de un accidente en este tipo de carreteras.

En Castilla y León, 105 fallecidos en 2015, 16 más que en 2014 y los 40 heridos hospitalizados como consecuencia de un accidente mortal en este tipo de carreteras. En la provincia de Valladolid, 14 fallecidos.

Las carreteras secundarias son menos seguras que las vías desdobladas ya que las intersecciones y las incorporaciones suelen estar al mismo nivel, los trazados de las carreteras son más antiguos, hay muchos tramos montañosos, es necesario invadir el sentido contrario al adelantar… situaciones todas ellas que aumentan el riesgo de accidente.

De los más de 165.000 kilómetros de vías interurbanas computados por el Ministerio de Fomento a nivel nacional, más de 149.500 corresponden a carreteras convencionales. En Castilla y León hay más de 30.000 kilómetros de carretera convencional.

La tasa de fallecidos y la de heridos graves muestran una correlación positiva con la antigüedad del vehículo. En el caso de que el accidente ocurra en carretera convencional, la antigüedad del vehículo resulta ser un factor más determinante para el grado de lesividad de las víctimas que en el resto de vías, tal y como se muestra en la gráfica.

Tramos peligrosos

La Dirección General de Tráfico ha identificado, y está señalizando, los tramos de carreteras convencionales, especialmente peligrosos, en los que se está intensificando la vigilancia, con el objetivo de que sean conocidos por los conductores, de manera que cuando transiten por ellos extremen las medidas de precaución y cumplan los límites de velocidad establecidos.

Estos tramos son actualizados periódicamente y hechos públicos en la página web de la DGT para su consulta.