El Norte de Castilla

Peñafiel disfruta de sus vinos y folclore en la Feria de la Vendimia

fotogalería

Fiesta de la vendimia de Peñafiel. / A. O.

  • Las decenas de visitantes pudieron degustar 33 caldos jóvenes en las nueve catas programadas

Por si quedaba alguna duda, la celebración este fin de semana de la XV Feria del Vino Joven y de la Gastronomía de la Ribera del Duero y la XXV Feria de la Vendimia ha despejado las que pudiera haber, dejando patente que el vino y su cultura es toda una seña de identidad de Peñafiel, y viceversa.

Los muchos visitantes llegados a la villa a empaparse de esa cultura enológica, los vecinos que han participado activamente en las actividades, y los hosteleros que con sus creaciones gastronómicas han deleitado el paladar de sus clientes en una nueva entrega del concurso de tapas de Riberjoven, lo acreditan.

Fotos

  • Fiesta de la vendimia en Peñafiel (1/2)

  • Fiesta de la vendimia en Peñafiel (2/2)

También los bodegueros han aportado sus vinos más lozanos, junto a los hoteles y el Museo del Vino, donde se han celebrado las catas gratuitas de esos caldos. El mismo pregonero de la fiesta de la vendimia celebrada ayer, domingo, el periodista Florencio Carrera, dio fe de que Peñafiel es cuna de vino: es cuna de la Ribera del Duero.

Para todos los que han hecho posible el desarrollo del amplio programa elaborado por el Ayuntamiento, el alcalde, Roberto Díez, tuvo ayer palabras de reconocimiento.

Desde el viernes hasta el domingo la actividad ha sido incesante. Como señalaron desde la oficina de turismo, las catas ofrecidas en los hoteles AF Pesquera y Convento Las Claras, y en el Museo Provincial del Vino, completaron las inscripciones; al igual que las visitas a la Casa de la Ribera, museo vivo donde se recrea la vida de una familia de viticultores de 1900. Las 9 catas, protagonizadas por 33 vinos jóvenes, han sido impartidas de forma amena por auténticos expertos –en espacios de auténtico lujo– con una puesta en escena profesional.

Mucho ambiente también en el corazón de la villa en sus bares y terrazas, donde se han degustado suculentos pinchos acompañados por un tinto joven a un precio ajustado, vinos que luego se podían adquirir en dos enotecas participantes.

Un concierto folk, bailes regionales de los grupos locales Puente Valdobar y Duratón, un tren turístico para conocer los rincones de la villa…, enmarcaron la novedad de este año con la que se celebró ayer el tradicional pisado de la uva.

Un vistoso desfile de antiguos carros de vendimia que transportaban uva y pretéritos aperos de viña y bodega, escoltados por una buena cuadrilla de vendimiadores, dio mucho color a la comitiva que desembarcó en la singular plaza del Coso donde se realizó el pregón y el pisado.