El Norte de Castilla

Sonia Andrino invita a seguir mejorando los buenos caldos al inicio de vendimia de Melgar de Abajo

Alberto Magdaleno, alcalde de Mayorga, la periodista Sonia Andrino, Yolanda Olmedo, edil de Cultura de Melgar de Abajo, y Manuel Pollantinos, gerente de la bodega Melgarajo.
Alberto Magdaleno, alcalde de Mayorga, la periodista Sonia Andrino, Yolanda Olmedo, edil de Cultura de Melgar de Abajo, y Manuel Pollantinos, gerente de la bodega Melgarajo. / J. L. M.
  • Cientos de visitantes disfrutan de las jornadas vitivinícolas en víspera de una cosecha que se espera sea excelente

Un año más, con la llegada del otoño, las bodegas Melgarajo de la localidad celebran unas jornadas de puertas abiertas, que comienzan con una visita enoturística para ver las iglesias y las bodegas del municipio, con actividades lúdicas para todos. Desde charlas sobre la cultura milenaria del vino, pasando por visitas guiadas a los majuelos, paseos de reconocimiento del terreno, vendimias entre amigos y familiares, y una comida de hermandad al estilo tradicional junto a las vides.

Este año, el pregón corrió a cargo de Sonia Andrino San Cristóbal, redactora jefa de la sección Castilla y León en El Norte de Castilla. Fue presentada por Juan Manuel Pollantinos como «una periodista comprometida con el campo y el sector agrario de la región». En el acto estuvo acompañada por la concejala Yolanda Olmedo, de Melgar, y el diputado provincial, Alberto Magdaleno.

En su disertación puso de manifiesto «lo mucho que tengo que aprender de vosotros para empaparme de todos los eslabones en el proceso y la elaboración tradicional del vino Prieto Picudo, variedad que por estas latitudes se ha plantado desde tiempos inmemoriales, actualmente con D. O. de León».

Andrino dijo admirar el tesón y desvelos para sacar los mejores caldos de Tierra de Campos, invitando a seguir en la lucha con las variedades Negro Sauri y Prieto Picudo Oval para que sean reconocidos por la Junta como autóctonos.

La mantenedora hizo hincapié para que los mayores se sientan orgullosos de transmitir a padres, hijos y nietos sus saberes vitivinícolas, «porque de esta guisa las nuevas generaciones no perderán el compromiso con el pueblo». No olvidó Andrino San Cristóbal su admiración por la misión fundamental de la mujer en el medio rural, apoyando en todo a sus seres queridos, «pilar insustituible, sin ellas la vida sería más difícil de llevar», dijo.

Posteriormente, tuvo lugar la entrega de premios, pisado y prensado de la uva, así como la degustación del primer mosto.Le siguió una verbena popular, y chocolatada acompañada por los dulzaineros Campos de Mielgas. Para la jornada siguiente, desde el mirador del pueblo, se podrán contemplar espectaculares vistas de los alrededores, a la vez que se celebra la II carrera Corriendo entre viñas, organizada por la Diputación Provincial, así como exposición de carteles del concurso alusivo a las jornadas.

Motor económico del municipio

La fiesta de ayer es una ocasión para celebrar una tradición que se ha convertido en motor económico para el municipio, que apuesta por la pujanza de sus caldos como magnífica plataforma para fomentar la cultura de la vid y del vino. Le permite además divulgar los aspectos beneficiosos de los mismos, que hace un buen maridaje con los productos autóctonos, la lenteja pardina, el lechazo churro, el queso tipo Villalón, o los embutidos.

La fiesta se enmarca en el ambicioso proyecto de desarrollo rural sostenido que se impulsa en Melgar de Abajo por la sociedad Melgarejo, en una plantación cerca de 70 hectáreas. Dicha explotación trata de recuperar las variedades autóctonas de la ribera del Cea y de Tierra de Campos. Se están ensayando también variedades de la comarca, como el Negro Sauri y el Prieto Picudo Oval, y estudiando levaduras autóctonas.