El Norte de Castilla

Las obras conquistan numerosas calles de Valladolid

Una acera más ancha en la calle Estación. La anchura de la acera oscilará entre los 3,25 y los 4 metros entre Gamazo y Panaderos
Una acera más ancha en la calle Estación. La anchura de la acera oscilará entre los 3,25 y los 4 metros entre Gamazo y Panaderos / J. S.
  • La remodelación de medianas, aceras y carriles bici alcanza de manera simultánea cinco barrios

Resulta complicado circular por la ciudad, caminar por ella o recorrerla en bici sin toparse con algunas de las obras que han sobrevivido a la tradicional campaña veraniega y a que a día de hoy se están llevando a cabo de manera simultánea en cinco barrios de la capital (Parquesol, Cuatro de Marzo, Batallas, Vadillos y el casco ­histórico –calle Estación–) en aras de mejorar la movilidad tanto de los vehículos como de los peatones y ciclistas.

Los trabajos, en su mayoría menores en cuanto a plazos y ­presupuestos, sí responden a necesidades detectadas por los técnicos municipales o por los propios ciudadanos en Parquesol –allí se están reformando una docena de medianas para evitar accidentes–, Cuatro de Marzo –donde se ha igualado la mediana de la plaza del Doctor Quemada con su prolongación en el puente de Arturo Eyries–, Batallas y Vadillos –para dar continuidad al carril bici de los peligrosos cruces del paseo del Cauce con las calles Guadalete y Gabriel y Galán– y en el casco histórico –ensanchamiento de la acera de los impares del primer tramo de la calle Estación–.

Tres de las cuatro obras, a las que en los próximos meses de sumarán otras de mayor envergadura, como son la remodelación de los puentes Mayor y de Poniente, corren a cargo de la contrata de conservación de las vías públicas y solo una, la de las medianas de las calles José Garrote Tebar, Ciudad de la Habana y Hernando de Acuña (Parquesol), cuenta con un presupuesto propio (149.268 euros) y un plazo largo de ejecución de cuatro meses. Las demás irán concluyendo de manera progresiva en las próximas ­semanas.

Una vía verde sin continuidad

La última en iniciarse fue la intervención en el carril bici del paseo del Cauce –las obras comenzaron el miércoles– para eliminar dos de los mayores puntos negros para ­ciclistas detectados por los propios usuarios. Allí, a la altura de los cruces con las calles Guadalete y Gabriel y Galán, se cortaba de forma abrupta la vía verde, lo que obligaba a los ciclistas a apearse y atravesarlos a pie o a jugársela entre los coches. Ahora se dará continuidad al carril con rebajes, además de renovarse el aglomerado de la primera intersección.

En la calle Estación, en el tramo comprendido entre Gamazo y Panaderos, los beneficiarios serán los peatones gracias al ensanchamiento de la acera de los impares, a costa del infrautilizado carril izquierdo para vehículos, que llegarán a alcanzar hasta los cuatro metros. Los trabajos, que comenzaron el día 20, se centran por ahora en el primer tramo hasta la calle García ­Valladolid.

Mientras tanto, en Parquesol, dos medianas de la calle José Garrote Tebar ya muestran el resultado de la intervención, con la eliminación del saliente y el ensanchamiento de la misma –los peatones cuentan ahora con más espacio– para eliminar el carril de giro hacia la ­izquierda.

Los trabajos en la plaza del Doctor Quemada, por último, donde se ha reducido la mediana para centrarla e igualarla con la del puente de Arturo Eyries –remodelado para adosarle un carril bici hace dieciséis meses–, deberán concluir hoy mismo.