El Norte de Castilla

Calle Matería, una de las más comerciales de la ciudad.
Calle Matería, una de las más comerciales de la ciudad.

El Ayuntamiento promueve la reducción del número de festivos de apertura comercial

  • Renunciaría a dos los seis vinculados al régimen especial de Valladolid como Zona de Gran Afluencia Turística

Eel alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha firmado esta misma mañana el escrito donde se traslada a la Consejería de Economía y Empleo de la Junta de Castilla y León la petición para que se reduzca el régimen especial de horarios comerciales vinculado a la declaración de Valladolid como Zona de Gran Afluencia Turística, de forma que de los seis festivos de apertura actualmente autorizados se pase a dos, que serían domingo anterior al Día del Padre y el de Resurrección.

Los horarios comerciales ordinarios autorizados en Valladolid posibilitan ya la apertura de noventa horas semanales, quince horas diarias de lunes a sábado; diez festivos a lo largo del año y la libertad total de horarios para establecimientos de menos de trescientos metros cuadrados. A estos horarios ordinarios habría de añadirse los festivos autorizados como Zona de Gran Afluencia Turística.

Así, de los actuales dieciséis festivos de apertura comercial a lo largo del año, diez corresponden al régimen general de Castilla y León y seis al régimen especial de Valladolid como Zona de Gran Afluencia Turística; estos últimos, conforme a la propuesta municipal, pasarían a ser únicamente los dos señalados. Se suprimirían como festivos de apertura comercial el domingo del Puente de mayo, el primer domingo de las Ferias y Fiestas de Nuestra Señora de San Lorenzo, el domingo del Puente del Pilar y el primer domingo de la Semana Internacional de Cine de Valladolid.

El Consistorio, a la vista de los datos existentes, considera que no existe demanda social ni comercial que justifique el actual número de festivos de apertura comercial, y que el mantenimiento de estos días, no justificados en la demanda, contribuye al desequilibrio del mercado en favor de las grandes empresas de distribución y en perjuicio del conjunto de pequeños y medianos comercios; dificulta además la conciliación de la vida laboral y familiar de los empleados y autónomos del comercio; supone un efecto negativo sobre la creación de empleo y conlleva el vaciamiento comercial del centro y los barrios tradicionales de la ciudad.

Apoyo a los minoristas

Con esta decisión el Ayuntamiento atiende la petición de las asociaciones del pequeño comercio de la ciudad, realizada de forma oficial y documentada en la denominada Mesa del Comercio, quienes consideran que la mayoría de los festivos de apertura autorizada vinculados a la declaración de Valladolid como Zona de Gran Afluencia Turística no tienen interés comercial ni demanda ciudadana y que la apertura en domingos y festivos perjudica al pequeño comercio en favor de las grandes superficies.

El alcalde ha manifestado en reiteradas ocasiones su preocupación por la situación del pequeño comercio, resaltando el interés económico y social del mismo, tanto por su repercusión en el empleo y en la actividad económica de la ciudad, como por ser un elemento para la cohesión de la vida comunitaria. Estas circunstancias han motivado una intensa actividad municipal en apoyo al pequeño comercio de Valladolid, que va desde la financiación aportada para la promoción del comercio de proximidad; el compromiso adquirido en el Pleno para impulsar un nuevo diseño del espacio comercial de Valladolid y entorno, limitando el desarrollo de nuevas grandes superficies; la oposición al proyecto para a la ampliación de Vallsur; o las numerosas gestiones realizadas para que la ubicación del Campus de la Justicia no siga vaciando de actividad el centro de la ciudad.

La propuesta de reducción del número de festivos de apertura comercial se enmarca dentro de la política del Ayuntamiento para promover el equilibrio del sector comercial minorista de Valladolid, mantener una amplia oferta comercial en la ciudad y favorecer las mejores relaciones entre comerciantes y consumidores.