El Norte de Castilla

González Poncela, en los pasillos del juzgado donde ratificó la denuncia.
González Poncela, en los pasillos del juzgado donde ratificó la denuncia. / EL NORTE

El juzgado admite a trámite la primera denuncia del alcalde de Tordesillas por amenazas

  • El regidor las recibió en septiembre del pasado año, después del torneo del Toro de la Vega

El Juzgado número 6 de Instrucción de Valladolid ha admitido a trámite la denuncia interpuesta el pasado año por el concejal de Deportes y responsable de las redes sociales de la agrupación municipal socialista, Rafael García Valea, por amenazas contra el alcalde José Antonio González Poncela, un mes antes de celebrarse el Toro de la Vega.

García Valea denunció el 19 de agosto de 2015 los insultos y amenazas de muerte que se registraron contra el primer edil en cuatro perfiles de Facebook. En algunos comentarios llegaron a desearle la muerte o amenazar con tirarle «aguarrás en la cara» cuando se le viese en alguna ciudad de vacaciones. Entre los cuatro perfiles, el juez ha admitido la denuncia contra la persona que responde a las iniciales U.C.C. de Madrid y residente en Sevilla.

La semana pasada el alcalde recibió una notificación del juzgado para personarse ayer por la mañana. González Poncela explica que ha ratificado la denuncia y ha abierto sendos procedimientos por la vía penal y civil contra U.C.C. por «amenazas». «Hemos ampliado la denuncia, antes estaba interpuesta como secretario general del Partido Socialista en Tordesillas, ahora el ámbito se extiende al personal y al institucional como alcalde del municipio», detalla el regidor.

Mensajes

Para el primer edil tordesillano, la admisión a trámite de esta denuncia es un éxito y un logro no solo para él sino también para todo el Estado de derecho. «No pueden quedar impunes los insultos y amenazas contra personas en redes sociales, si fuera en la vida ordinaria no está permitido, no se debe permitir tampoco en la vida digital», enfatiza González Poncela.

Entre los mensajes que se lanzaron en los cuatro perfiles figura, entre ellos: «Alcalde asesino muérete»; «Me alegro mucho de la muerte de ese hijo puta el alcalde José Antonio González Poncela debería ser el próximo, hay que cortarle los brazos y las piernas y los cojones y luego antes de que se muera quemarle vivo para que sienta el dolor verdadero como los animales que matan los putos paletos»; «Hay que coger al degenerado de José Antonio González Poncela y quemarle vivo».

Junto a estas intimidaciones, también se publicaron ofensas en contra de las personas que defendían en Facebook al alcalde con graves insultos. Ante estos mensajes, el alcalde aplaude la decisión del juzgado de continuar con el procedimiento iniciado, y reconoce que es la primera denuncia que es admitida de todas las presentadas durante estos años en los que tanto Tordesillas como sus responsables han sufrido este tipo de advertencias a través de las redes sociales.

Falta o delito

Las amenazas, injurias y calumnias recibidos a través de Internet, ya sea mediante redes sociales, comentarios y otras vías, pueden ser objeto de denuncia y acabar considerados como falta o como delito, en función de su gravedad.

La web de delitos telemáticos de la Guardia Civil, por ejemplo, permite realizar un escrito de denuncia que después debe ser rubricado de forma presencial. Lo importante de este escrito es que permite adjuntar las páginas web en las que se han recibido los insultos o amenazas y certificarla a través de una herramienta llamada e-garante (utilizada por el edil que presentó la denuncia en el caso del alcalde de Tordesillas). La herramienta permite, según explica la propia web de la Guardia Civil, «obtener una certificación sobre el contenido (página web, blog, tweet,...) que quiera aportar a su denuncia aportando la URL».

En la web de la Policía Nacional también se puede cumplimentar la denuncia por amenazas e injurias en la Red, dejar los datos personales y permitir que la Policía contacte con el demandante.