El Norte de Castilla

Vicente del Bosque y Saúl Craviotto reciben la Placa de Honor de la Policía Nacional

fotogalería

Vicente del Bosque y Saúl Craviotto, que recibieron la Placa de Honor de la Policía, entre Francisco López Canedo y Manuel Javier Peña. / Henar Sastre

  • Ambos participaron en una conferencia sobre deporte y seguridad con motivo del Día Nacional de la Policía

El exseleccionador nacional de fútbol, Vicente del Bosque, y el doble medallista en los últimos juegos de Río, Saúl Cravitto, participaron ayer en la conferencia, celebrada en el salón de actos de la Feria de Muestras, bajo el nombre: ‘Deporte y Seguridad’.

Esta charla se enmarca dentro del conjunto de actividades que se van a realizar, durante esta semana y la siguiente, con motivo del Día de la Policía Nacional, que celebra su patrón, el Santo Ángel de la Guarda, el próximo día 2 de octubre.

Fotos

  • Vicente del Bosque y Saúl Craviotto, en Valladolid

La conferencia comenzó algo después de las siete de la tarde, ya que mucha gente querían fotografiarse con los protagonistas -incluidos los jóvenes futbolistas del C. D. Parquesol- y tener la oportunidad de comentar alguna curiosidad o anécdota antes del evento. Manuel Javier Peña, jefe superior de la Policía de Castilla y León, fue el encargado de presentar a los dos ponientes de lujo. Peña alabó el palmares de cada invitado y destacó la labor de la Policía como «primer cuerpo de seguridad deportiva», y recordó sus inicios en Valladolid durante la celebración del Mundial de 1982.

Vicente del Bosque y Javier Craviotto estuvieron acompañados en la mesa de tertulia por Antonio Cela, miembro del gabinete del Jefe Superior de Policía y por la inspectora y jefa del gabinete de prensa, Carmen Mediavilla. Ambos tuvieron quince minutos en los que trataron de relacionar el mundo del deporte y la labor de la Policía Nacional. Saúl Craviotto partía con ventaja ya que el deporte y la Policía son su vida. El cuatro veces medallista olímpico -oro en Pekín, plata en Londres y oro y bronce en Río- compagina su labor deportiva con su trabajo diario como miembro de la Policía Nacional en Gijón. Cravitto se mostró orgulloso de pertenecer al cuerpo y agradeció la ayuda que recibe de la agrupación deportiva, que le permite gestionar sus turnos y horarios para poder viajar y entrenar.

El salamantino, Vicente del Bosque, quien se mostró «encantado de jugar en casa», destacó la labor del liderazgo tanto en el deporte como en la labor policial y lamentó «la poca resonancia en medios» que recibe la labor policial, mientras que en el mundo del deporte «un gesto de un futbolista llena diez programas de televisión».

Los asistentes, que superaban el centenar, tuvieron ocasión de preguntar a Craviotto y Del Bosque todo tipo de dudas sobre sus trayectorias deportivas. Entre las cuestiones, destacó la de José Antonio Martínez Bermejo, del grupo municipal popular, quien lanzó un pase envenenado a Vicente del Bosque al preguntarle si nadie le había llamado para seleccionar a los mejores y ayudar en la formación de gobierno en España. El exentrenador, como es habitual en él, no se quiso mojar y recalcó que donde se siente cómodo es en el ámbito deportivo.

Una vez finalizada la ronda de preguntas, Saúl Craviotto y Vicente del Bosque recibieron la Placa de Honor de la Policía Nacional, de manos de Manuel Javier Peña y de Francisco López Canedo, jefe provincial de la Policía Nacional en Valladolid.