El Norte de Castilla

Los vecinos descorchan botellas de cava.
Los vecinos descorchan botellas de cava. / M. G. M.

El desfile de peñas abre las fiestas de Mayorga

  • Los vecinos descorcharon cientos de botellas de cava para dar la bienvenida a las fiestas de Santo Toribio

A media tarde tuvo lugar el chupinazo desde el balcón del Ayuntamiento ante cientos de personas que llenaron la plaza de España, convertida durante estos días en coso taurino. Minutos antes el propio concejal de Festejos presentó a las jóvenes Eva de la Viuda, Marta García y Ana de la Viuda como festeras 2016, poco antes de que cediera la palabra al alcalde mayorgano, Alberto Magdaleno, quien invitó a todos a disfrutar, en compañía de familiares, amigos o visitantes, del programa de las fiestas aconsejando, en especial, «responsabilidad y civismo».

Las palabras del regidor «que empiecen las fiestas de Santo Toribio», con los consabidos vivas a Mayorga y al patrón, dieron lugar a que se descorcharan cientos de botellas de cava en un magnífico ambiente de jolgorio y diversión, con el que se inició un multitudinario desfile de un gran número de peñas que llenó la calle Derecha.

Una gran marea humana que al ritmo de las alegres músicas de las charangas llegó al histórico Arco, donde minutos después se inició el encierro, en el que cuatro bravos novillos recorrieron una y otra vez la popular calle Derecha ante las miles de personas que presenciaron pasar las reses desde talanqueras y puertas y ventanas de las casas, pero también desde las tradicionales barreras, unas plataformas de madera con bancos donde las peñas se sientan a participar del encierro.

Un inicio de las fiestas que no se quisieron perder las veteranas hermanas Faustina, Teodora y Guillerma de la Viuda, de 88, 84 y 67 años, respectivamente. Fue el momento de recordar, con nostalgia, las fiestas de su juventud, de traer al presente los años en los que la plaza de España se convertía en plaza de toros con la colocación de cancillas.

«Entre toro y toro, bajábamos a bailar, pero luego los chicos no nos dejaban subir», explicó entre risas la mayor de las tres hermanas, quien señaló que «nos lo pasábamos muy bien, pero no había tanta libertada como ahora». Las tres estuvieron de acuerdo en indicar que «entonces no venía tanta gente de fuera». Por la noche tuvo lugar en la plaza de toros la tradicional quema del cubo, con la que se conmemora todas las ciencias que el santo patrón estudió: Gramática, Filosofía, Geometrías, Aritmética, Cosmografía y, sobre todo, Teología y Jurisprudencia.

Procesión del Vítor

En este acto estuvieron presentes las insignias de la congregación de Santo Toribio como preludio de la centenaria procesión cívica del Vítor, que hoy dará comienzo a las 22.00 horas en la ermita del santo patrón y que durará hasta altas horas de la madrugada. Los mayorganos vivirán la noche más hermosa y miles de personas se acercarán a la localidad a presenciar la centenaria tradición de quemar pellejos en recuerdo de aquel lejano día de 1752 en el que volvieron las reliquias del santo patrón a su villa natal.