El Norte de Castilla

El diputado de Ciudadanos por Valladolid no será candidato al Congreso si hay terceras elecciones

Francisco Igea, diputado de Ciudadanos por Valladolid
Francisco Igea, diputado de Ciudadanos por Valladolid / Ramón Gómez
  • Francisco Igea considera que tanto el PP como el PSOE están forzando la voluntad popular al no aceptar la decisión de las urnas

El diputado de Ciudadanos por Valladolid, el único que consiguió escaño en Castilla y León por el partido naranja en las últimas elecciones generales, ha dicho basta. Francisco Igea renunciará a la candidatura al Congreso si se convocan unas terceras elecciones generales porque considera que el PP y el PSOE están forzando la voluntad popular «y eso es antidemocrático».

Igea, que ya en un debate electoral en la campaña anterior avanzó esta decisión, ahora se reafirma porque «solo con una decisión personal como esta se me puede oír y puedo contribuir a que la gente despierte».

Este médico –profesión de la que se apartó para dedicarse a la política, y a la que retornará si finalmente se convocan unos terceros comicios– deja claro que mantiene su apoyo a Ciudadanos, que es el partido por el que trabajará en una posible e inminente campaña electoral y que ha sido el único que ha tratado de llegar a acuerdos tanto con el PSOE como con el PP para «conseguir un Gobierno en base a un programa».

Sin embargo, se queja, «ni los populares ni los socialistas aceptan el resultado de las urnas; uno [por Rajoy] porque no quiere pagar el precio de la corrucpión y el otro [por Sánchez] porque no aceptará que nadie sea presidente salvo él, y el país está en el medio».

Francisco Igea considera que España se encuentra afectada por un problema de «soberbia personal» y que solo el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha tratado de buscar opciones para dar respuesta a la decisión de los ciudadanos.

El parlamentario por Valladolid apela a su compromiso «absoluto» con los ciudadanos e insiste en que su decisión es personal y que ello no debe perjudicar a su partido, al que agradece «el esfuerzo por formar Gobierno».

«Hemos hecho todo lo que podíamos y teníamos que hacer y estoy orgulloso del equipo de Ciudadanos, pero para mí es inaceptable optar como candidato en unas terceras elecciones que considero antidemocráticas porque no se respeta el artículo 1 de la Constitución».

Su decisión es consecuente con su forma de pensar y actuar. Si desde el Congreso ha tratado de que prosperaran iniciativas en las que se ha implicado desde la primera y breve legislatura en la que participó como diputado, considera que ahora, en estas circunstancias, esta es la manera de dejarse oír. «Quiero que se me oiga y que la gente despierte. Es una situación inaudita y me he preguntado hasta dónde puede llegar mi compromiso personal», reflexiona.

En la noche electoral del 26-J, Igea reiteró que su objetivo y el de Ciudadanos era el de «dirigirnos a la gente que quiere que este país mejore y ver políticos decentes y honestos. Para eso está Ciudadanos, para regenerar la vida política y ayudar. Debo decir que para nosotros este resultado no es ideal [Ciudadanos perdió los escaños por León y Salamanca que había conseguido el 20-D], pero sí la consolidación de que existe espacio político y ha venido para quedarse, y la historia nos recuerda lo importante de mantener un partido moderado y que cree en la limpieza. Vamos a trabajar para un acuerdo de gobierno y no volver a unas terceras elecciones, pero no hemos venido para que todo siga igual», recordó aquella noche electoral Igea, quien teme que su máxima no se vea cumplida.