El Norte de Castilla

El alcalde, junto a la pregonera y otras mujeres cuya colaboración fue reconocida por el Ayuntamiento.
El alcalde, junto a la pregonera y otras mujeres cuya colaboración fue reconocida por el Ayuntamiento. / M. G. M.

La defensa de la tradición taurina centra el pregón de Lorena Sancho en Palazuelo

  • Tras las palabras de la periodista, se inauguró el monumento al bandolero Bernando Blanqueta

Palazuelo de Vedija celebró ayer la festividad de San Mauricio. La misa, procesión y adoración de la reliquia del santo patrón dio paso al pregón, que fue pronunciado por la periodista y colaboradora de El Norte de Castilla Lorena Sancho, quien realizó una decidida defensa de la popular tradición local de la vaca enmaromada, calificando a los vecinos de la localidad como «mantenedores de la tauromaquia popular más arraigada de Castilla y León».

En el salón de actos del Ayuntamiento, que se llenó para la ocasión, la pregonera recordó a los vecinos de Palazuelo que la vaca enmaromada «forma parte de vuestra idiosincrasia, de la forma de ser de un pueblo que presume con orgullo de custodiar un verdadero tesoro antropológico», por eso les animó a «difundir vuestros símbolos, a ondear la bandera del orgullo por vuestra tradición y a defenderla ante animalistas». Lorena Sancho fue clara al explicar que las tradiciones pueden atraer a visitantes a los municipios para «hacer del turismo una herramienta con la que poder sobrevivir en el día a día».

Al acto, además de los concejales de la localidad, asistieron el presidente de la Mancomunidad Campos Góticos, Miguel Ángel Gómez; el gerente de Adri, Eugenio García Rojo; y el teniente de alcalde de Villalba de los Alcores, José María Gallardo.

«Un pueblo museo»

Tras el pregón, se inauguró el monumento al bandolero Bernando Blanqueta, jefe de la banda de los Fernandines, que tuvo su guarida en el siglo XIX en las cercanías de Palazuelo. Una escultura, realizada por la artista local Justi Irimia, que pasa a unirse a las ya existentes, como las de los obispos Cuadrillero, la de la vaca enmaromada o la del marranero, «para hacer de Palazuelo de Vedija un pueblo museo», en palabras del alcalde, Salvador Fernández.

Por la tarde se celebró la primera suelta de la vaca enmaromada, Fiesta de Interés Turístico Regional. Cientos de personas presenciaron el desarrollo del tradicional festejo, en el que cada una de las vacas que fueron soltadas, con la soga enmaromada a sus cuernos, protagonizó emocionantes arrancadas con algún que otro buen susto. Hoy, a partir de 17.30 horas, se celebrará el encierro por el campo.