El Norte de Castilla

Un ‘triatlón’ previo al combate

fotogalería

Un momento de la marcha en Santovenia de Pisuerga de uno de los grupos de Logística. / RICARDO OTAZO

  • La base del Empecinado de Santovenia acoge una competición de ocho unidades logísticas del Ejército

La base militar del Empecinado en Santovenia de Pisuerga acogió ayer por vez primera una competición nacional de ocho equipos y diez pruebas, con las que el personal que participa acredita el nivel de instrucción y preparación en las unidades de Logística del Ejército de Tierra.

Fotos

  • Curso de Patrullas Logísticas en la base militar del Empecinado

Precisamente, los ejercicios que lo miden correspondieron al montaje y desmontaje de armamento (fusil de asalto HK –arma que se utiliza, principalmente, por las Fuerzas Armadas–, la ametralladora ligera y la pistola de 9 mm), y operaciones relacionadas con el mantenimiento de vehículos ligeros. Entre ellas, la recuperación de un auto Aníbal que se simuló estar averiado, o la agilidad con una carretilla elevadora dentro de un circuito.

La capitán Elena García, enfermera medinense en la Aalog 61, miembro del jurado, midió la destreza de los participantes al evacuar ficticios heridos en camilla, así como la realización de masajes de reanimación cardiopulmonar sobre un maniquí. Se puntuaba teniendo en cuenta la rapidez de conexión con la base de mando para concretar el traslado del compañero.

Con la mochila a la espalda

Se trataba de ejercicios en los que no se practicaba, como el triatlón deportivo, ni la natación ni el ciclismo, pero sí una marcha con el uniforme y la mochila a la espalda. Al contrario que los atletas profesionales, que saben por donde llegar a la meta, el trazado del recorrido por un terreno de piedras y laderas, es secreto y la velocidad libre. Sí que disponen de plano y una brújula para andar los cerca de 17 kilómetros.

Y practicado el apoyo a unidades operativas, a los participantes también se le puntuó su acierto al blanco, situado a unos 50 metros. Cada patrulla contaba con 16 cartuchos para acertar con una pequeña mira del HK.

Los ocho equipos que participaron ayer pertenecen a cada una de las Agrupaciones de la Brigada Logística, encargadas dentro de la estructura del Ejército de Tierra de facilitar medios para combate y realizar el mantenimiento de equipos, sobre todo de transporte.

«Muchas de estas pruebas que hacen forman parte de la preparación para las misiones internacionales en Líbano o Afganistán», explicó el teniente coronel Jesús Leal, de la Oficina de Comunicación del Cuartel General de la Brigada Logística.

Los 40 participantes de este Tercer Concurso de Patrullas Logísticas procedían, además de la Aalog 61 de Valladolid, de unidades de Madrid, Sevilla, Santa Cruz de Tenerife, Pontevedra, Badajoz y Zaragoza. Todas buscan fomentar el espíritu de equipo entre los cinco miembros de cada grupo («todos varones pese a que el proceso de selección ha estado abierto y ninguna mujer se ha presentado», justifica un oficial). También el jurado premió la resistencia y la habilidad mediante el tiempo invertido en cada ejercicio. La patrulla ganadora fue la de la Agrupación Aalog 81, con sede en Canarias, y en la que se encontraba el sargento Primero especialista, el salmantino Raúl Hernández.