El Norte de Castilla

Roberto García, en el claustro de Santa María de Valbuena.
Roberto García, en el claustro de Santa María de Valbuena. / R. G.

«Recuerdo bien los preparativos de la peña cuando era joven»

  • Roberto García, director de Castilla Termal Hoteles, pregonero en las fiestas de Olmedo

Cuando el alcalde de Olmedo, Alfonso Centeno, le dio la noticia de que sería el pregonero de estas fiestas, a Roberto García, director de Castilla Termal, le pilló de sorpresa. El hecho de que este olmedano de nacimiento haya creado una de las cadenas hoteleras más importantes del país y de que decidiera comenzar ese gran proyecto, hace ya una década, instalando su primer balneario en su pueblo, fueron motivos de peso para que el Ayuntamiento decidiera que se convirtiera en uno de los principales protagonistas.

Solo falta un día… ¿podría adelantar algún detalle del pregón?

–Hablaré de lo que para mí significa Olmedo, todo lo que me ha aportado y de mi regreso aquí después de desarrollar mi carrera profesional fuera. Olmedo es historia tanto pasada como actual y también quiero hacer alguna alusión a ello. Es un lugar al que tengo mucho cariño, mis padres son de aquí y mis abuelos de la zona, y en Olmedo he vivido momentos especiales.

¿Qué supone ser pregonero de su pueblo?

–Es un orgullo que hayan pensado en mí. Estoy encantado de ser el pregonero este año. La noticia me pilló por sorpresa, incluso pensé que Alfonso estaba de broma, no podía creérmelo. Mi familia también está muy contenta y mi padre está preocupado incluso, me dijo hace ya días que tenía que tener el pregón bien preparado ya… Es una ventaja ser de Olmedo, por supuesto, y estaré rodeado de mis amigos también, que ya me han dicho que este año asistirán al pregón para verme y que «¡ojo con lo que digo!».

¿Cómo ha vivido y vive las fiestas de Olmedo?

–Las he disfrutado de diferentes maneras, en cada época lo que tocaba. En la etapa de juventud es cuando las viví más intensamente, muchas horas en la peña, con los amigos… era el momento más importante y esperado del año. Ahora también me divierto pero según pasan los años ya de distinta forma. Eso sí, los amigos se mantienen. Las peñas y el ambiente festivo de Olmedo es de lo más atractivo que tenemos en las fiestas y, cómo no, nuestros encierros, los más bonitos de España. Tienen un encanto especial y se han adaptado a los tiempos. Los años que estás fuera y no los puedes ver te acuerdas mucho de ellos.

¿Qué cree que ha supuesto el Balneario de Olmedo para esta villa?

–El balneario ha contribuido al desarrollo turístico de Olmedo y de la zona, considero que hay un antes y un después de la puesta en marcha del hotel y estoy muy contento de que haya sido así. El hecho de haber aportado tanto a Olmedo y crear riqueza también alrededor es fantástico. Es una empresa muy bonita creada por personas y para personas. Volver a casa y poder desarrollar tu proyecto así, es algo de lo que disfrutas enormemente. Hace algo más de diez años, cuando nació este balneario, se veía como algo difícil que se creara una cadena hotelera como la que tenemos, y es un orgullo lo que hemos conseguido. El hotel se ha ido adaptando a los tiempos, a diferentes clientes y a años muy duros, y aún así ha conseguido crecer. Estamos buscando otros mercados, más clientes internacionales, mantener la profesionalidad y el disfrute de una estancia cómoda en espacios diferentes, con su propia historia. En Olmedo rehabilitamos el convento donde se encuentra actualmente el balneario, uno de los siete que existían, manteniendo así el patrimonio de la villa y dándole un uso importante.

El pasado verano se inauguraba el cuarto hotel de la cadena, el primer hotel balneario cinco estrellas de Castilla y León, ¿cómo valora este primer año?

–Ha sido muy positivo. Se ha posicionado rápidamente en el mercado internacional con un gran esfuerzo, a través del cual hemos conseguido aumentar un 20% los clientes que vienen de fuera de España. Estamos muy contentos con el hotel Monasterio de Valbuena y, como ocurre en Olmedo, nos sentimos orgullosos de desarrollar un proyecto que aporta tanto a la zona y que crea riqueza en el entorno.

¿En qué nuevos proyectos se centra ahora Castilla Termal?

–Tenemos muchos proyectos en mente, en los que estamos trabajando y que no tardarán en salir, aunque de momento no se puede adelantar nada más. Nos gusta mucho nuestro trabajo y queremos seguir disfrutando y haciendo disfrutar a la gente.