El Norte de Castilla

fotogalería

Julia Navarro posa con los miembros del club de lectura. / A. O.

La escritora Julia Navarro se suma al aniversario de la Biblioteca Municipal de Peñafiel

  • La periodista departió con los lectores de su último libro

La escritora y periodista madrileña Julia Navarro se acercó ayer a Peñafiel para sumarse a los actos de celebración que la Biblioteca Municipal de la localidad está realizando en el trascurso de este año con motivo de sus 25 años de puesta en marcha. Espléndidas bodas de plata a las que dan lustre los algo más de 4.500 peñafielenses que poseen el carné de miembro de este espacio. No está nada mal si tenemos en cuenta que el censo de población es de 5.419 habitantes. Se puede afirmar que cada vecino nace con su carné de la biblioteca bajo el brazo, y luego, lo usan, que al fin de cuentas es lo importante.

El encuentro de la pasada jornada se desarrolló en el Hotel Spa Convento las Claras, y a él acudieron numerosos y ávidos lectores que no desaprovecharon la ocasión para escuchar y departir distendidamente con Julia Navarro.

En primer lugar se desarrolló un club de lectura de lujo con la escritora, en la sala Garnacha del hotel. En él, los integrantes de los grupos lectores que durante el año comparten sus impresiones tras leer distintos libros, compartieron sus opiniones sobre la última novela de Navarro: Historia de un canalla. Después, la escritora firmó ejemplares del libro. Tras ello, el acto continuó desarrollándose en otro espacio del hotel –en el claustro del antiguo convento de clarisas- al que se sumaron más usuarios de la biblioteca completando el aforo.

Tras departir con los lectores de su último libro, la novelista explicó que estos cara a cara son “una experiencia absolutamente enriquecedora. A mí me gusta escuchar siempre a los lectores; siempre me enseñan algo de mis libros, y siempre me sorprenden por cómo los leen cada uno. El libro es de cada lector y cada uno lo interpreta, lo vive, y lo siente de distinta manera”, incluso de una forma “que no tienen nada que ver con la intención del autor. Sé que cuando el libro llega a las librerías es de cada lector”.

Muy satisfecha por su paso por Peñafiel y con el motivo que la trajo hasta la villa donde el infante Don Juan Manuel escribió `El Conde Lucanor´, Julia Navarro no desaprovechó la ocasión para ensalzar la labor que se realiza desde las bibliotecas públicas, y especialmente por parte de las bibliotecaria, como las que trabajan en la de Peñafiel. La escritora y periodista señaló que “lo que quiero hacer es un homenaje a las bibliotecarias, que hacen una la labor impresionante, y digo bibliotecarias porque son mayoría las mujeres que ejercen esta labor”. Asimismo, subrayó que “las bibliotecas públicas son una joya de nuestra cultura”.

Hasta fin de año la Biblioteca Municipal continuará celebrado su vigésimo quinto aniversario con distintas propuestas, y con la más que posible participación de otros importantes nombres de la literatura.

Durante su vida, el servicio de biblioteca que ahora se presta en una calle que no podía tener un nombre más apropiado, Estudio, ha crecido en usuarios y también en servicios, pues además de centro lector y de préstamo de libros, en la actualidad tienen también su espacio la música y el cine, así como el acceso a Internet. De la misma forma en sus instalaciones se informa y asesora sobre distintos temas, como aquellos relativos a trámites con la administración.