El Norte de Castilla

Aimar, en un festival benéfico taurino celebrado en Tordesillas.
Aimar, en un festival benéfico taurino celebrado en Tordesillas. / F. J.

Una enfermera itinerante ayudará a Aimar y otros escolares con discapacidad

  • Las Cortes de Castilla y León aprueban la iniciativa

Las Cortes de Castilla y León han aprobado hoy una iniciativa en la que, por unanimidad, piden a la Junta que al menos una enfermera itinerante atienda las necesidades de Aimar, el niño con discapacidad de Tordesillas (Valladolid) que lo demanda en su colegio, pero también para otros casos similares.

«Lo vemos como un buen comienzo, pero vamos a seguir luchando por que todos los niños con alguna discapacidad o una enfermedad crónica dispongan de una enfermera que les atienda en su colegio», ha declarado a Efe la madre de Aimar, Remedios Navas, quien ha seguido el debate parlamentario desde la tribuna de invitados como ejemplo de «valentía», en palabras del portavoz del Grupo Mixto, José Sarrión (UI-Equo), como proponente de la iniciativa.

Inicialmente, el representante de IU ha defendido la necesidad de que estos casos, en los que un médico prescribe la necesidad de que una enfermera atienda a los menores en su centro educativo, cuenten con este servicio de forma estable, aunque finalmente la representante del PP Isabel Blanco, ha propuesto una enmienda para que sea prestado de forma itinerante y se abra la posibilidad de que otros casos sean también abordados.

En referencia a la de Aimar, de 14 años, Sarrión ha elogiado a una «familia enormemente valiente» que ha luchado por «llevar la verdad al foro público» en una sociedad en la que se educa «para agachar la cabeza» ante situaciones que pueden ser injustas, como en su opinión ocurre en este caso.

Tras defender una verdadera educación inclusiva, que permita a los menores con discapacidad o alguna circunstancia especial formarse junto a otros compañeros de clase, Sarrión ha rechazado las dos alternativas que ofreció la Junta de Castilla y León para abordar este caso: «llevar a Aimar a 30 kilómetros de su familia», a un centro de educación especial, «o aislarle en su casa» con clases.

La procuradora del PP ha considerado que el de Aimar era un caso concreto, pero que en Castilla y León la oferta educativa para casos similares funciona, tras lo que ha añadido que los 30 kilómetros que separan Valladolid y Tordesillas es «una distancia razonable» para que la familia hubiera optado por dejar a su hijo de lunes a viernes en el centro de educación especial, aunque ha reconocido que «es lícito» que la familia busque la solución que más les convenga.

Tras escuchar a Isabel Blanco, Sarrión ha apelado a su «voluntad de llegar a acuerdos» para aceptar la propuesta, aunque ha recordado que el PP en Tordesillas y en la Diputación de Valladolid ha apoyado la presencia de una enfermera estable en el colegio de Aimar y no un «servicio itinerante».

«No es nuestro objetivo pero podemos empezar a ver una solución», ha asumido el representante de IU, quien ha insistido en que estará «vigilante» sobre el cumplimiento de este acuerdo por parte de la Junta, a la que ha afeado que aún no haya dado una solución a los problemas que surgieron hace más de un año, también con los padres de Aimar como demandantes, sobre la escasa cuantía de las ayudas que se dan a los familiares por el ingreso de un familiar en hospitales de fuera de su provincia.