El Norte de Castilla

El comercio de Valladolid se viste de gala

vídeo

J

avier Peña recoge el galardón junto a Óscar Puente y el presidente de Fecosva, Javier Labarga / G. Villamil

  • La Gala de Comercio transcurrió entre desfiles de moda, a cargo de tiendas locales, y la entrega del Premio Escaparate al chef Javier Peña

Representantes de diferentes ámbitos comerciales de la sociedad vallisoletana se reunieron ayer, miércoles 21 de septiembre, para la decimotercera edición de la, ya clásica, Gala de Comercio en un espacio tan emblemático como es el Teatro Calderón. Mil personas abarrotaron el aforo del teatro y a partir de las 19:45 horas, lo más granado de las familias costureras y los apasionados de la moda se dieron cita para el fotocol previo al evento. Entre los más buscados por los focos, destacan Javier Peña, el premiado de la velada, y Estafanía Luyk, directora de Why Not Events y organizadora de la pasarela.

La gala dio comienzo pasadas las 20:30 horas, con la aparición en el escenario de Cristina Camell, la encargada de ejercer como maestra de ceremonias en un evento que reunió a 17 firmas de ropa local. Tras el protocolario agradecimiento a los patrocinadores y la presentación de los encargados de poner música a los desfiles de modelos, Dj Guti y el percusionista, Jorge Legido; la gala comenzó con la firma Acosta.

más información
  • Asistentes a la XIII Gala del Comercio de Valladolid

  • XIII Gala del Comercio de Valladolid

La marca Acosta, con local en la calle Doctrinos, fue la encargada de inaugurar la ronda de desfiles, en el que las marcas mostrarían sus apuestas para la temporada otoño-invierno. Los trajes de la Ormiga fueron los siguientes en aparecer en escena y sus modelos los primeros en arrancar el aplauso de los asistentes. Muchos apenas levantaban un par de palmos del suelo y todos estaban lejos de la mayoría de edad, pero su profesionalidad fue inversamente proporcional a la edad. Raquel Castaño presentó su nueva línea de ropa, sin perder un ápice de su estilo característico, con arte plasmado en cada camiseta y los paraguas como complemento protagonista. La conocida marca Hippyssidy apostó por la variedad de texturas y los colores étnicos. Las encargadas de cerrar esta primera fase de la Gala de Comercio fueron las modelos de Boo Cool, firma que hizo su presentación al son de la apertura de la serie 'Friends'.

La primera tanda de desfiles ya había llegado a su fin y, con el objetivo de dejar tiempo para asimilar tantas nuevas prendas, unos simpáticos robots luminiscentes comenzaron a bailar para animar al público que abarrotaba las más de mil localidades del Teatro Calderón.

Una vez concluida el vídeo-presentación de uno de los nuevos productos del principal patrocinador de la gala, las marcas volvieron a tomar el escenario del teatro. Hojarasca presentó sus nuevas prendas de estilo casual-chic y Reinas dejó con la boca abierta a los asistentes con su nueva línea de lencería. Una de las mayores ovaciones de la gala se produjo cuando esta última marca, con tienda en la calle Guadamacileros, se salió de los irreales cánones de belleza en la moda y utilizó modelos de dimensiones reales demostrando que el buen gusto no está reñido con los kilos. La zapatería de Mónica Albert hizo gala de la unión entre elegancia, diseño y comodidad es su nueva gama de calzado acorde con las nuevas tendencias. La música de AC/DC hizo acto de presencia de la mano de la firma artesanal de ropa La Chispa Adecuada, situada en la calle Zúñiga. Lourdes G. presentó su gama de primeras marcas en peletería. La tienda Solera, y a ritmo de pasodobles, mostró su idea de elegancia y comodidad con atuendos validos tanto para la urbe como para el cortijo.

Antes de la última baza de desfiles de moda, llego el turno de uno de los momentos más esperados de la noche. El chef vallisoletano, Javier Peña, –conocido por su participación en Top Chef y que actualmente tiene un restaurante en la torre del Museo de Ciencia– recibió el Premio Escaparate, por su trayectoria profesional y su estilo inconfundible en la cocina, de la mano del alcalde, Óscar Puente, y el presidente de Fecosva, Javier Labarga. El chef Peña, visiblemente emocionado, recordó a todo su equipo en el discurso de agradecimiento.

La gala concluyó con la última tanda de desfiles y los posteriores agradecimientos a patrocinadores y público asistente. Marcos Restegui mostró su colección de peletería, bolsos y complementos variados. La lencería retornó , esta vez de la mano de Chias. Transparencias y motivos florales en los estampados picardías en pulcro blanco, escotes de vértigo y vuelta al batín de seda para las noches sugerentes fueron sus apuestas. Azzurro mantuvo su línea de moda italiana con el fular masculino como gran protagonista. La tienda, situada en la calle Regalado, Agued&Co mostró su línea multimarca y de estilo variado. Ernesto Terrón llevó de boda a todos los asistentes con sus productos artesanales y vestidos blancos. La firma encargada de cerrar la gala fue Teria Yebar, diseñadora que finalmente no pudo asistir al evento, y mostró su gama de productos festivos y de sport.

Pasadas las 22:15 horas de las noche el público comenzó a abandonar el Teatro Calderón con buen sabor de boca tras esta fiesta de la moda y el comercio local. El más feliz, posiblemente, fue Javier Peña quien abandonó el teatro entre felicitaciones y sosteniendo su galardón. El año que viene más.