El Norte de Castilla

Los asistentes a la ‘concejalada’ cruzan el puente de Poniente por la acera que mira al Puente Mayor.
Los asistentes a la ‘concejalada’ cruzan el puente de Poniente por la acera que mira al Puente Mayor. / J. Sanz

La reforma de los puentes Mayor y de Poniente comenzará antes de fin de año

  • La inversión conjunta para ampliar aceras, mejorar la iluminación y crear un carril bici en el segundo ascenderá a 400.000 euros

Las obras de remodelación de dos de los tres puentes más veteranos de la capital, el Mayor (siglo XII) y el de Poniente (1950), comenzarán antes de fin de año y coincidirán prácticamente en el tiempo de cara a ampliar las actuales aceras en ambos, adosar un carril bici y reducir un carril en el segundo y renovar la iluminación y el pavimento del más antiguo gracias a una inversión de 400.000 euros. «Los proyectos están a punto de aprobarse de cara a la inmediata licitación de las obras», anticipó ayer el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, en el transcurso de una singular iniciativa, la ‘concejalada’, en la que aquellos ciudadanos que lo desearon pudieron acompañar al citado edil, así como al de Movilidad, Luis Vélez, y a la de Servicios Sociales, Rafaela Romero, en un paseo por el centro para conocer de primera mano estos y otros proyectos urbanísticos y de movilidad, como la recién concluida remodelación del entorno del Mercado del Val, que incluye la próxima creación de una zona naranja de aparcamiento (de un máximo de una hora y más cara que la azul) en las calles Jorge Guillén y Encarnación y en la plaza de Poniente, o la creación de ciclocarril y ciclovías para ciclistas en el eje que discurre entre Poniente y Santa Cruz con un ramal hacia San Quirce (este proyecto costará 80.000 euros y también comenzará este año).

Pero, sin duda, los dos proyectos más ambiciosos en cuanto a movilidad se centrarán en los dos citados puentes sobre el Pisuerga. En el más antiguo, el Mayor, se invertirán 250.000 euros para «ampliar las aceras, renovar el mobiliario urbano, la iluminación y el pavimento». Esta intervención no afectará a los dos viales para vehículos. En el de Poniente, en cambio, se reducirán a dos los viales en el primer tramo para permitir ampliar la acera de la derecha en sentido al centro para que convivan peatones (2,40 metros) y ciclistas (casi dos metros más). El tramo previo a Isabel la Católica sí mantendrá tres carriles de salida.

A la ‘concejalada’ asistieron representantes de colectivos como la Asamblea Ciclista, Ecologistas o la Federación de Vecinos, además de ciudadanos que pudieron realizar sus propuestas a los ediles presentes.